20 septiembre, 2007

Tercer finde de septiembre

QuietaLeona regresó ayer de Indonesia (2º raid) y a las 21.00 estaba durmiendo. Es lo que pasa cuando una se ha levantado mil horas antes y ido ha desayunando, cual hobbit, cuatro veces: una en origen y otras tres a razón de una por vuelo, mientras perseguía al sol. O el sol la perseguía a ella, más bien: al fin y al cabo, es la luz de donde el sol la toma :).


Fuése el sábado: le dejé en la estación con lagrimita (ella y yo). No NOS apetecía nada ese viaje cuya realización obedecía 50% a su responsabilidad profesional y 50% a su terquedad que la hace aparecer, a veces, como más de mi tierra que de la suya. Sospecho que los amarillos se han llevado lo suyo. Negociar con QuietaLeona de mal gas. Jo.


De Rodríguez, pues, por segunda vez, de sábado noche a miércoles. Si bien es cierto que la estadía de UPMM a lo largo de este año en Windermere ha desequilibrado Domus Hansis (falta el segundo varón, y claro...), también es cierto que mis dos niñas me han cuidado, me han dado algún cariñito, me han preparado la cena cuando llegaba a casa trizifacto a cenar (y que nadie venga con hostias de sexismo: habitualmente es al revés, se la hago yo a ellas).


Pocos hechos significativos estos cuatro días, salvo que el sábado noche, que no fuí al show pinchante de Iván (DJ Payá) como prevenía, dado que perpetré mi propio show de mi mismo en The Cavern, garito de gran prestancia del cual creo que ya he hablado por aquí, en que se celebró el segundo homenaje a Guille Martín. Tocó gente interesante, y entre ellos Gonzo ALONSO y Juan AMARAL. Y, como la otra vez, fue también una especie de fiesta de amigos, sólo que era más fácil acceder al escenario, y por ello Michel y yo acabamos subiendo a tocar Apuesta por el Rock'n Roll, All I've got to do y Please, Please Me, temas de mucho motivar en cuya interpretación dimos lo mejor de nosotros, que dice ahora todo Dios. Muy contento me quedé, muy bien me lo pasé. No había bebido ni una copa antes de tocar (serían las 01.30). Al bajar, me pusieron una cerveza en la mano y a partir de ahí la cosa se complicó: es sabido que, si no hay Schweppes para los Gintóxix, uno tiende a beber coke light, pero es menester quitarle la acidez con un poquito de Jack Daniels, y ya se sabe. No mucho, no gran cosa. Lo cierto es que no sé yo por qué, y sin embargo pasa siempre: uno puede tener mucha attitude, pero, al final, la cabra tira al monte y el juerguista a la juerga... y yo llegué a casa a las 06.00. Eso sí, mis niñas fueron tan adorables que me llamaron a las 11.00 a recordarme que les llevase los bañadores a casa de sus abuelos, que se los habían dejado. Ay. Qué se le va a hacer.


Una mención triste: he descubierto que mi querida Ibanez acústica tiene una grieta profunda en el clavijero, que augura un negro destino para ella. Qué lástima. :(


Lecturas: pocas nuevas, que tengo mucho, mucho trabajo, y estas pocas muy evasivas: un nuevo Sharpe, La fuga de Sharpe, con el que, como siempre me lo he pasado muy bien. Incluso si la novela histórica no os vuelve locos, lo cierto es que esta serie es muy entretenida. Perfecto material de relax, aventurosillo y tal. De lo más recomendable.

Por cierto, que reexaminando este bló recientemente me he dado cuenta de lo poco que se habla de música de otros. Creo que deberé reformularme el asunto y ponerme un poco más pelma en la loa de los clásicos (que será lo único que pueda hacer, visto esto, que me demuestra que ya no sé nada: de todos los temas que se mencionan, sólo conozco el Love Will Tear Us Apart, de puro obvio, Snif.). De momento, señalo que en resonancia mental, que diría Xurri, voy de The PIPETTES a Los ZODIACS pasando por la CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL.

Abrazos a todos.

11 comentarios:

Sue dijo...

No te pongas la venda antes de la pedrada, que nadie te va a acusar de sexista (yo, al menos, no). Hacer la cena es divertido. Ya lo de planchar, fregar y todo eso es más jodido, seguro que tus niñas no lo harían con tanto agrado. :D

casta dijo...

Hans ayer me terminé el último Brunetti de bolsillo, el de los negros, que te pareció?

mila dijo...

Es gracioso que no conozcas ni la original de la versión, lo que quiere decir que sí, que efectivamente hace falta un reciclaje activo.
Buen comienzo.

Hans dijo...

SUE, me pasmó, estando en Oxford, lo bien que planchan mis hijas (a diferencia de su padre, que hizo el ridículo a) llevándose una camisa de lino y b) intentando plancharla). Luego descubrí que su abuela materna les había enseñado así de bien. MBO y yo odiamos la plancha. En cuanto a fregar, llevamos dos días con cabreos con ellas al respecto, grrr...
CASTA, Donna Leon forever, siempre, todas. Me encanta :-D
MILA, No, mujer, el tema de Joy Division es 'de mis tiempos', lo conozco 'ferpectamente' :-D.

Ángel dijo...

"O el sol la perseguía a ella, más bien: al fin y al cabo, es la luz de donde el sol la toma". Hostia Hans, es usted un señor, en serio, de los de antes.

Por lo demás, sí, métale música al chiringuito, que yo brindaré esta noche por la CCR y la salud de su guitarra.

Saludos.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Bienllegada sea su quietaleona. A mí la única tarea de la casa que no me disgusta es, precisamente, la plancha. Bueno y la cocina, pero eso no lo considero tarea. En casas compartidas o fiestas comunales siempre me ofrezco para cocinar a cambio de no tener que lavar los platos... ODIO LAVAR LOS PLATOS. Ya, ya sé que hay unas máquinas estupendas ahora que te lo hacen ellas solas. Pues eso, qué feliz seré el día que tenga una de esas y vengan todos mis amiwitos a deleitarse con mis aventuradas creaciones culinarias para poder llenarla (la máquina de platos, la casa de gente y la panza de viandas).

Cayetana Altovoltaje dijo...

Por cierto, las pippetes son galvanoplásticas, y sobre versiones, aquí tiene lo que recomienda el Guardian.

Lepantina dijo...

Tus hijas valen un valer. Ya eran majas cuando eran chiquitinas, así que imagínate con todo lo que van aprendiendo. También picardías, claro.Un besazo a las Vladivostokeñas de tu casa y a su madre leonina que está de todo menos quieta.

Awake at last dijo...

Supongo que lo de la terquedad de YBO en parte tendrá que ver con la hecatombe meteorológica que anunciaban por aquellos lares, ¿no? Menudo panorama, XD

Mks.

Iván Payá dijo...

Pues sí, confimro el hecho: Hans no vino por el Tiger. Pero se le perdona porque es de los más asiduos. Una reverencia acompañada de un I'm not worthy!! para ti, majo.

Ay, y mima a esa Ibanez, que instrumentos así son de las pocas cositas hoy en día que se hacen como las de antes, con dedicación, cositas (cosaza, en este caso) reales, no desechables (no al menos en menos de dos o tres décadas). Qué placer da una buena Les Paul o una Telecaster, aún 20 años después de manufacturada. Tocarla (touch, no play) ya es un simple acto cuasi-pecaminoso (recordemos que a la guitarra eléctrica la apadrinó el diablo)... con el morbo que ello conlleva. El tacto del barniz de un mástil de madera es algo que me pondrá siempre los pelos de punta. Y no sé si decir cachondo, porque igual me paso, pero por ahí anda...

Abrazos y a ver si en noviembre nos vemos de nuevo.

El Aviador Capotado dijo...

Hans. Proporcióname algún correo y te remitiré algunas fotos (como prometí). Por el momento he colgado el “Cigarrón” PA22L Tripacer en el famoso perfil que todos tenemos en el blog. Puedes ver tan maravilloso avión. Te mandaré las de aviones de fumigación y un precioso FokKer Triplano DR1 (Barón Rojo) que rodé en un museo aeronáutico en Paris y algunas más tomando tierra desde dentro de la cabina en…

Saludos.