04 noviembre, 2005

The Kids are allright

Si. El de la Rickenbacker es Hans.

La foto no es demasiado antigua. Es un concierto de hace un año y pico, quizá dos, que de algún modo trataba de revitalizar el espíritu de una Zaragotham en que en 1984 se organizó -como tantas otras ciudades- un superconcierto, cincuenta grupos, tres días seguidos, exposiciones de arte, teatro, cómix, de todo. Lo organizamos entre apenas quince tipos, y fue muy divertido. Mis interacciones pop en los furctíferos años siguientes vivieron en buena medida de las rentas de lo que y de quienes conocí durante los cuatro o cinco meses que duró la organización de aquello.

Ahora estoy fuera de circuito, claro, pero cuando organizaron este concierto homenaje nos llamaron, pudimos volver a juntarnos (salvo a mis dos queridos baterías; P., que ha pasado a ligas superiores y con buen sentido no quería hacer, tras de la batería, revivals posdatados en casi veinte años, y G. porque hace años que dejó las baquetas, que no la música), y volvimos a pasárnoslo de puta madre, a salir a escena como las motos (como vespas), a quedarnos con las ganas de seguir tocando muchos más temas.

Quien nunca ha subido a un escenario no tiene ni idea de la sensación a que me estoy refiriendo.

Después de ese concierto, he hecho alguna cosa más (el homenaje a John Lennon & George Harrison, por ejemplo, haciendo versiones de mis queridos Fab Four, un concerto que se celebra anualmente en el aniversario de sus muertes).
Y casi, casi todos los días, a pesar de que estoy fuera del circuito como te digo, deseo volver a tocar mis, nuestros temas en un escenario, con veinte mil vatios, con focos sacando sudor a grifo abierto, con la banda.

M. me ha llamado. M. cumple cuarenta dentro de nada. M. quiere volver a tocar, al menos un poco. Hans y M. van a hacer algo. Los chicos están bien.

14 comentarios:

Hang Tucker dijo...

Es cierto, la sensación ahí arriba es indescriptible aunque -personalmente- siempre me gustó estar frente a un público más íntimo. Supe tocar una Gibson Les Paul hasta el... 79? y en los años siguientes me dediqué -por placer- al bossa, folk, jazz... Ah!... basta ya, mejor no pensar.

Lindo post, Hans.

Hans dijo...

Ah, caramba, Mr. Tucker, es V. un connaisseur. Sabía que había tocado eléctricamente, pero no el alcance de ello. Nada, pues, es menester explicarle a V. Eso sí, no debo dejar de manifestar que, por supuesto, la inmensa mayoría de mis conciertos fueron en ámbitos mucho más íntimos, claro.

La Les Paul fue una de mis bienamadas, aunque no llegué a tener una Custom (guitarra que siempre me encantó): me quede en una (buena) réplica japonesa, que trasteé algo (seymour duncan y esas cosas). Con el tiempo, cuando tuve la panoja, pensé que era excesivo (su precio en Europa es desaforado, máxime si en la escudería se tienen ya aperos como los míos, de manera bastante amateur, snif, ya).
En fin, no voy a repetir cosas ya dichas aquí http://transiberianterminus.blogspot.com/2005/08/guitarras-son-cuchillas.html :-D.

Hang Tucker dijo...

Poca cosa, Hans... unos escarceos a los 16 y de ahí en más hasta los 22 años. Una Les Paul Classic de Epiphone que vendí muy bien. Después de eso nos dedicamos (con un trío que incluía a una dama) a interpretar folk (James Taylor, Carole King, etc)... con una Yamaha acústica.

El mejor público resultó ser un grupo de turistas europeos en la boite el Hotel Internacional de Foz de Iguazú, durante el viaje de bodas. Se había cortado la luz y como no había nada qué hacer... qué mejor que darle a las cuerdas?... Casi me contratan.

Exagerada dijo...

Los chicos están más que bien. Al ataque!!!

Troy dijo...

No dejo de descubrir cosas sobre tí...
Bueno... más bien no dejas de mostrar nuevas cosas sobre tí!!

Xurri dijo...

Hans, estás estupendo.

Al leer el post la primera vez iba deprisa (haciendo 3 cosas a la vez) y he entendido que las fotos eran del 84, y he pensado: mira, se pone de joven. Qué macu
Y en la relectura voy y veo que son de hace un par de años máximo!

Hans, estás estupendo.

arbusto el guerrero dijo...

Buen gusto, Herr Hans. Usted reivindica a los maestros mientras los snobs (es decir, aquellos "sine nobilitate") se hacen los exquisitos al apropiarse de grupos de tercera fila que ni sus madres conocen. Sólo espero que cuando muera Ringo (que igual no muere nunca, quién sabe) no vuelvas al escenario para tocar "Octopussy's Garden" o, peor aún, "Yellow Submarine". Por cierto, ¿tocaste "Taxman"?

Hans dijo...

Hang, la historia de Iguazú es gloriosa: bravo!
Exagerada, gracias. Espero que hagamos algo: tengo necesidad de tocar, ahora.
Troy, tomo nota, pues tal vez esto empieza a ser demasiado turn-around-my-ombligo, y no es cuestión: no tengo claro que sea de interés para nadie que no sea yo :-D
Gracias, Xurri: afortunadamente, mantengo un peso sensato para una envergadura notable (+/- 80 para 1.95). Y el negro siempre estiliza ;-D.
Querido WarriorBush, estará V. conmigo en que los de Liverpool son una referencia constante. Empecé (como mucha gente que ni se te pasaría por la cabeza) haciendo versiones de ellos en 1982 o así, y sigo pensando que son geniales. La última vez toqué/canté Please, Please Me (un SUPER-TEMAZO) y I Need You, e hice guitarras en otra serie de temas. Aborrezco el Submarino, he de reconocerlo. El Taxman es grande, pero es tema de lucimiento de bajista ;-D

juan dijo...

si ese concierto es público, por favor avisa que igual montamos una excursión a verte

Troy dijo...

Por eso no te preocupes... cada vez pienso más que los blogs son una expresión de autobombo y de egolatría... pero en eso consiste, no???

Hans dijo...

Juan, esta primera aproximación será un poco privada, pero es el primer paso hacia una reaparición pública, con un concierto en dos partes (entremezcladas): "éxitos inéditos" y "música clásica".
Troy, en cuanto a tu análisis de los blogs estoy de acuerdo con lo de la egolatría -en tanto "culto excesivo de la propia persona"- y algo menos en cuanto a lo del autobombo. No veo que el tuyo sea autobombo, por ejemplo. Cosa vuestra es juzgar si éste tiene de eso, no puedo decirlo yo. Algo te diría al respecto MBO, supongo. La cuestión es más bien si el contenido en general resulta interesante, egocentrismos aparte.

Sr. D dijo...

Hummmm...¿Autobombo?...No se.Más me parece que se trata de un ejercicio de "Diario de Hello Kitty" con un par de latigazos en la espalda. Penienciacite.....

Dra.B dijo...

Te pareces a Morrisey

Hans dijo...

Dra. B, no sé cómo tomarme eso... :-D