31 octubre, 2005

Belle

Belle se estira ligeramente, semirecostada en uno de los sillones del salón del lucernario del Palace. Se ha quitado sus grandes gafas de sol, aletea mirando de abajo-arriba salvo cuando pregunta, momento en que sus ojos oscuros y grandísimos no pueden ocultar que inquiere: periodista, investiga y analiza para desechar la información prescindible. Es vibrante, y sin embargo toma la taza de café con leche con elegante firmeza de persona bien educada que es.

La conversación fluye con Belle, que se desenvuelve perfectamente –estoy seguro- en cualquier contexto. Adivino que fuma, pero la bronquitis que arrastra la tiene fuera de esa competición, ahora. Paternal, le recomiendo que visite al médico. Bromea con ello como una Margarita Gaultier de la nueva era, con una imagen tan impecable como discreta, breve, conscientemente naïf.

El sol atraviesa la vidriera del techo, y hablamos de Historia del siglo dieciocho, de Prensa del veintiuno, de dónde salimos, saltamos entre anécdotas y datos. Es gracioso, no hay lugar a la crítica literaria, más propia del escrito tal vez, aunque hablamos de Philip Roth.

Belle parece haber gozado de la luz de la mañana de fin de semana, y del viento en la cara, y aprueba el sonido de la Gymnopedie de Eric Satie: hay tonos y tonos para los teléfonos.

Ha sido un placer conocer a Belle. Es una suerte conocer mujeres inteligentes, cultas, ingeniosas, hermosas.

6 comentarios:

Exagerada dijo...

Pues claro amigo Hans, pues claro.

Xurri dijo...

...para quien sabe y puede apreciarlo. Como el bailar, el encanto requiere un partner a la altura de las circunstancias. De otro modo, cae en el vacío, o -lo peor- simplemente no surge.

Awake at last dijo...

Zuuum, zuuumm, zuuuuuum, CLOCK!!!

(el rodillo de MBO recordándole a Hans ciertas cosillas)

Besos!

e-jay dijo...

Cuando conozco a una mujer de este tipo, aunque sea de forma absolutamente temporal, no tengo más opción que enamorarme.

Sr. D dijo...

Satie en el movil....Nunca debí dejar de sorprenderme.

Hans dijo...

Exagerada, Xurri, Awake: esta entrada, Homenaje a Belle, tiene también su parte de homenaje a Vdes. (aunque ciertamente, querida Awake, absténgase de morderse la lengua para evitar envenenamientos :-D: sós maaaaaaaaaaaaaaala, jurljurljurl).

E-jay, lo mejor de mi vida es la parte que discurre por entre mujeres brillantes (por simplificar en un solo adjetivo los cuatro que cierran la entrada). No la primera cronológicamente, pero si la más importante histórica, globalmente, MBO.

Sr. D., estará V. conmigo en que la espantosa modernidad del politono queda muy atemperada con Satie ;-D