27 septiembre, 2006

Latófonos y otras latas.

No se crean mis queridos lectores que, a pesar de ser uno de los tipos que más hablan por teléfono (móvil y fijo) del Universo mundo, soy muy aficionado a los aperos estos. Los móviles, quiero decir. Estoy rodeado de tecnofrikis de voltaje diverso que se cambian de móvil poco menos que tres veces al año, y soy incapaz de valorar, en los cacharrillos, cosa diferente de:

  1. Que tengan batería que permita que aguanten mucho en espera y hablando;
  2. Que tengan mucha memoria: los nuevos tiempos han hecho que todos seamos incapaces de memorizar números de teléfono (me explicaron que lo del paso de los seis a los nueve dígitos también influye), y como todo Zeus tiene fijo(s) Y móvil, pues... tremendo. Mil números en memoria;
  3. Que sean razonablemente pequeños: que quepan en el ‘bolsillo del tabaco’ de una chaqueta de traje. Me es igual el aspecto. Sólo quiero que no sean un zapato como mis ya mentados primeros Motorola;
  4. Que sean NOKIA. Tuve hace mil años un par de motorolas, y superada esa dañosa etapa, y a partir de aquél que usaba Neo en Matrix, me enganché a la nórdica marca, y como tengo cargadores sin cuento para distribuir por despachos diversos y aún para perderlos en los viajes, pues es un plus de comodidad.

A mí, que algunos maledicentes podrían tildarme de un poco pijillo para algunas cosas (ropa y complementos, tal vez relojes o quizás aperos de escritura, por ejemplo. Me encantan, tengo mil y llevo cada uno de ellos conforme a un planteamiento teórico concreto :-D), me dan igual, siempre que cumplan esos requerimientos. Llevo ahora un artefacto telecomunicativo (no me sé ni el numerito que lo describe, seismil algo, creo), con el recubrimiento plateado de arriba pelado, la barra lateral partida y montones de polvo dentro de la pantalla. Me da igual. Mientras funcione, me da igual.

Pero claro, en estos tiempos tontos la tentación vive... ¿arriba? No. Más bien por todas partes.

En forma de voz meliflua, masculina e hispanoamericana (¿Perú, Bolivia?)

MOVISTAR.- “Buenos Días, hablo con el titular de la linea XXX YYY ZZZ...?"
Joder. Paulita se ha desplazado al Norte y ha mutado en masculino.
M.- "Hablo con Don Hans Vladivostoker?
HANS.- "Pues si, en efecto"
M.- "Buenos días, Don Hans: mi nombre es Rubén [incomprensible] y le llamo de Movistar para ofrecerle los nuevos modelos de terminal, pues tiene V. 60.000 puntos y Movistar le obsequia con otros 15.000"

No nos engañemos. Nunca he pagado por un teléfono, pero a mi Movistar no me regala nada de nada: digamos que financio mis móviles mediante entregas a cuenta en mis brutales facturas mensuales. No tengo especial interés en un nuevo móvil, pero sí es cierto que mi actual artefacto, como he dicho, está algo perjudicado.

H.- "Muy bien, Rubén, y cuénteme... ¿qué móviles puedo conseguir con esos puntos?"
M.- "¿Mande?"

Ya empezamos. Pero... ¿a qué oligofrénico de Telefónica se le ocurrió contratar personas no nacionales para vender cosas de estas?
Después de mucho debate, reiteración, y mucho "no se retire, estamos comprobando...", Rubén concluye, triunfante:
M.- "Mire V., Don Hans, puede V. disponer de un terminal Nokia 6131, con ..."

No transcribo: me leyó la lista de características, inmensa e inmanejable.

M.- "Don Hans, desea V. que le remita un sms con el bono-código para que pueda V. hacerse con el terminal?"
H.- "No, mire, Rubén, yo creo que mejor me acerco a mi distribuidor Movistar a ver si tienen unidades, ¿no cree? porque creo recordar que ese código CADUCA... ¿no es cierto?"
M.- "Ah... sí"
H.- "Excelente: llámeme dentro de una hora"

Uno es pretecnológico, y no demasiado inteligente, pero el concepto 'rotura de stock' lo tiene muy claro.

Llego al distribuidor.

HANS.- "Buenos días, ¿tienen Vdes. terminales Nokia 6131?"
PROBA TENDERA TELECOMUNICACIONAL (con cara de 'ni de coña').- "No, no tenemos, en absoluto"
H. - "Pero bueno, tendrán Vdes. en un plazo corto de tiempo..."
PTT.- "No, no, desde luego que no. No tenemos, ni noticias de que vayamos a tenerlo"

Es una anécdota chorra. Sigo con mi móvil-truño, y sigo preguntándome qué coño hacen gastando dinero en márketing ineficiente con gestores comerciales a quienes justo les va para comprender el castellano usual (y la culpa, por supuesto, no es suya. Es como los telefonistas del 11818, todos norafricanos que tan apenas hablan castellano. Como para comprender que quieres el teléfono del Sr. Wenceslao Paraméciez).

En fin, la semana pasada evolucionó 'tipo medio', con algún sobresalto, algún disgusto, y alguna cosa que me ha hecho pensar mucho y muy en serio sobre cosas importante. En fin.

Hoy, 1º de Octubre de 2006, UPMM cumple quince años. Esta noche pasada ha dormido un amigo suyo en casa: leonera, es la idea que representa adecuadamente el momento-dos-adolescentes-en-una-casa, sea cual sea la dimensión del dormitorio.

MBO y yo salimos anoche mano a mano. Cenamos unas tablitas regadas con un rioja (nada destacable, ni 'a' ni 'b') y nos fuimos a La Lata de Bombillas, donde pinchaban Mogkumo y Astredu. Me había pasado yo la tarde ambientándome (triste, sólo recuerdo una canción de Astrud, Todo nos parece una mierda) con una recopilación de producto independiente patrio y más o menos reciente.

Dos reflexiones sobre la cosa deejay: la cosa ha cambiado a mejor. Mis amigos pinchadiscos (previos a la última glaciación, bien es cierto) mantenían un semblante serio, cual si de registradores de la propiedad o fiscales de la Audiencia Nacional se tratase, mientras traficaban con los platos (vaya por delante que tengo amigos que han pinchado en sitios señalados, no sólo en garitillos de Zaragotham). Ayer, sin embargo, todo lo contrario: dos jóvenes (los dos ya mencionados) con camisetas rojas a juego y corbata blanca, perfectamente descojonados pinchando jitazos por orden cronológico: un letrero ante la mesa iba indicando la cosecha a la que pertenecía el tema. Mientras, Astredu, emulando las siliconadas maniquíes de Las Vegas de las peleas de boxeo, paseaba con una pizarra en que, a tiza, estaba escrito el título del tema. Muy divertido. Otra reflexión, más de estilo: Hidrogenesse viene a ser un híbrido entre Karina y Gigliola Cinquetti con caja de ritmos y sonidos casio. Joder, qué suerte haber vivido los 80s en directo. La música de baile no ha evolucionado N-A-D-A. Puagh.

Luego de ello tratamos de ir al Bacharach pero no fue posible: hasta las trancas. Nuestros pasos, perdidos, nos llevaron -oh, error- hasta El Casco. Nunca os perdáis por ahí. El horror. Hace eones que no me paseaba por el área. Nota de estilo #2: yo no sé de prostitutas, pero es rara la sensación de verse rodeado de ellas (en fin, no prostitutas como tal, si no jovencitas disfrazadas de tal cosa) en el Casco Viejo de Zaragotham. Lo sean o no lo sean. Dios mio.

Mañana de domingo: elaboración -para la fiesta de cumpleaños de UPMM, que se celebra en el chalet de mis padres con asistencia de nueve amigotes del ínclito- de toneladas de mi Pollo al Curry (que me sale exquisito, BTW: ha sido elaborado a petición popular de dichos amigos que ya lo han catado en otras ocasiones). De fondo, Fonorama, de Cooper, para sentir que algo me vincula todavía al pop de este momento histórico, para no ponerme otra vez a la Creedence.

Cine: sólo veo cine a la altura de mis hijos. Los Borrowers, encantadora chorradita británica con una ambientación vintage muy conseguida y con el Dr. House haciendo de Policía Municipal con mucha destreza, y, mucho más destacable (id a verla si tenéis en el entorno niños de hasta pongamos doce años) La increible (pero cierta) historia de Caperucita Roja. Recomendabilísima.

Lecturas, variadas: en estados de ánimo dudosos leo a un tipo -también- dudosamente literario que me recuerda que la mayor parte de la gente durante la mayor parte de la historia en la mayor parte del mundo las ha pasado putas: Sven Hassel. En este caso, Prisión GPU. Perfectamente prescindible, por supuesto. Siendo más serios, tengo por encima de la mesa una Teoría Bélica de España, más que nada por reflexionar acerca de la inmensa gilipollez de lo de la Alianza de Civilizaciones y la perniciosidad de los cuentos de Caperucita en el mundo real, y, más interesante, una colección de Artículos y reseñas en el Observer, 1942-1949 de George ORWELL, de cuyo prefacio que cita un artículo, La política y la lengua inglesa (publicado en el número de abril de 1946 de Horizon) extraigo la siguiente cita:


Un hombre puede darse a la bebida y sentirse un fracasado, y después fracasar aún más estrepitosamente a consecuencia de que bebe; eso es bastante parecido a lo que sucede con la lengua inglesa. La lengua inglesa ha llegado a ser fea e imprecisa porque nuestros pensamientos son estúpidos.

Por favor: que impriman esto en tipo 32, que lo fotocopien y que se lo den a nuestros periodistas, políticos, hombres públicos. Ingenuo que es uno, tal vez mueva a reflexión. En otro caso, minoraremos los consumos de celulosa higiénica, que son poco ecológicos.

Vaya semana me espera, por cierto.

19 comentarios:

e-jay dijo...

A los políticos ni aunque se lo tatuaran 32 veces en el cuerpo - ultimamente trato con alguno que otro -.

Me encanta que hables de la cosa deejay
:-))

Xurri dijo...

Mira, uno de los tipos de llamada que cuelgo sin escuchar. Antes les pedía perdón cortesmente y les decía "no me interesa", pero entraba en largos debates tratando de hacerle entender al teleoperador que si necesito algo soy yo misma quien inicio la búsqueda y lo adquiero, que el concepto "oferta" me repatea y tal, y que de dónde demonios habían sacado mis datos personales que quería hacer uso de mi derecho de revocar el permiso para usarlos, etc etc etc. Pero tras muchos minutos de charla vacua caí en lo absurdo de mi actitud y ahora cuando empiezan preguntándome " Por favor, es doña Xurri" digo "con quien hablo?", y al inicio de la frase de "Soy ZZZ, le llamo de XXX para comentarle que..." le doy al botoncillo rojo y acto seguido apago el movil 10 minutos. O si llaman al fijo, miro la llamada y si pone "número privado" no la descuelgo.
Es decir, si queréis hablar conmigo, mejor os identificais rapidito, no sea que os "banee".
:o)

Nuria y Jose dijo...

Ha sido Vd muy astuto en su procedimiento ante aquel atentado de MoviStar. Le recordaré que yo aun sufro las consecuencias de aquel ataque que sufrí antes del verano. Recordemos que me intentaron colar un Grundig de mierda y acabe sacándoles un Motorola bastante aceptable.

Nos consuela que haya tomado nota de nuestra desagradable experiencia y que no le haya pasado lo mismo.

Por cuerto, descubrimos en el penúltimo post un grupo de los 90 muy maño... muy bunbury... y muy de zaragotham. Me pregunto si les conoce; aseguraría "de que si". Nos referimos a "Las Novias"

Achab dijo...

Semana la que me espera a mí, que he vuelto a mencionar las dichosas falsedades para que me den "lecciones" de Derecho Penal en mi propia página.

dwalks dijo...

lo que no me ha quedado muy claro es si os lo pasastéis bien, si bailastéis, si conocisteis a mog y a astredu... la parte un poco rosa del evento, hombre, estírese.

me da la sensación de que no te acaba de convencer mucho el rollo éste, pero es comprensible, tu ADN se ha tallado por otro corte y esto chirría un poco, aparte de que es complicado no entrar en comparaciones con lo que conoces, como has comentado. supongo que yo haré lo mismo dento de unos años. lo importante es verle la ironía a esto y bueno, que sólo es música de baile, estos señores te garantizo que escuchan mucha más música.

por otro lado, es complicado empollarse un estilo en unas horas y que te guste sin más. en mi caso, toda esta música me recuerda a una época muy concreta de mi vida, a viajes, a risas con kurt primero, y con otros amigos después, y un largo etcétera de motivos por los que ahora me gusta. lo veo un poco desde fuera y te entiendo bastante bien, pero también es difícil ser objetivo.

y que eres un puto reviejo del blus que no hay quien te mire a la cara (esto es (literalmente) un frase de chico y chica, no es personal ;), es para que vayas pillándolo)

a ver si nos conocemos algún día, coño

Sr. D dijo...

"Cualquiera puede darse a la bebida..."
"Si, madre...Pero no con tanta determinación como yo.."

Por dar una nota intrascendente, ahora que me han borrado como recomendado en algunos de los blogs que marcan tendencia ( y no exagero)

Hans dijo...

E-Jay, qué razón tienes con lo de treinta y dos tatuajes.
Xurri, mi lado boy scout aflora y me hace pensar que estos hermanos hispanoamericanos se las ganan si les atiendes. Pero es cierto, me rayan mucho.
NyJ, les conozco, y te diría hasta a qué garito debéis ir en Zaragotham para tomaros una cerveza a su lado.
Capitán, te lo tengo dicho: no aprendes :-D
Mira, Dwalks: fuimos MBO y yo mano a mano; llegamos un poco pronto, con la gente un poco parada, en un sitio que no es propiamente para estas cosas quizá; no interactué con Mog y Astredu (y debería haberlo hecho); y no tengo claro que fuésemos en el estado de ánimo correcto -al menos yo (bueno, qué coño, no sé si lo estoy en general)-; ... Muestra de ello, no bailamos y somos los dos más bien bailones. Muestra #2 de ello, no hablé con Mog y con Astredu crucé apenas diez palabras: contra mi costumbre ninguno de los dos se enteró de quién era yo, fue MBO quién se acercó a Mog primero y luego a A-D-P. (de hecho he pasado a ser 'el marido de Quieta Leona', cosa que no es raro que pase porque QL es muy guapa, pero vamos, que yo también tengo mi público y la camisa de Paul Smith que llevaba, potente de colores, no me sienta nada mal, hostias)
Creo que con otro ánimo hubiese entrado bien en la cuestión. Al fin y al cabo, y aunque te parezca un reviejo de blús, tengo toda una vida hasta no hace tanto metido hasta las trancas en el asunto (no como negocio, si no como pura diversión: naitlaif, garitos, baile, música y etecé).
De que estos chicos saben perfectamente lo que se pescan pinchando ya me dí cuenta, debo decir. Espero tener la oportunidad de volver a verlos y estar yo más como es debido (son tipos majos, sin duda, y me gustó su manera de estar on stage, como he dicho).
Y por supuesto que nos conoceremos, de eso no te quepa duda, y podrás echarme en cara mi condición de viejo con total impunidad.

Hans dijo...

Mr. D.!!!! Por Dios, V. por aquí! Cuánto honor!
Que no te quite el sueño: lo mismo te han borrado por tu escasa prolificidad ¿o qué?. :-D. A mi me acaban de llamar viejo de un modo contundente, y lo llevo rebién, ya ves :-D

arbusto el guerrero dijo...

Veo que no necesita entender de móviles para darse cuenta de donde está lo bueno: Nokia. Motorola es basura norteamericana y el concepto "funcionalidad" es algo ajena a la mente de un diseñador de teléfonos alemán (Siemens, por ejemplo). En cuanto a los franceses, habría que recordar que Alcatel no es precisamente un ejemplo de "grandeur" tecnológica...

Marga F. Rosende dijo...

El detalle del móvil pelao es lo que da aun más elegansia a su atuendo Parker y Dupont. Ya decía el Wilde que el auténtico caballero no lo es todo el tiempo...e indumentariamente tampoco añado yo....

Sr. D dijo...

Dear Hans.....Espero que no sea una purga por "delitos de opinión", y, en todo caso, no me quita el sueño. Es sólo anécdota, y obvia: no todos gozamos de su natural simpatía....

Quic dijo...

Para que vuelvas a creer en el ser humano, te recomiendo "Así se baila el siglo XX" de Hidrogenesse. Si no eres capaz de emocionarte ahí, retírate a los Monegros, que los tienes cerca.

Cada vez que escucho a Bunbury me acuerdo de ti. Y a fe que no es positivo (ni para ti ni para mí). Mi relación de amor-odio con ese tío es enfermiza.

Hans dijo...

De hecho la escuché el sábado noche :-D, Quic. En cuanto a Bunbury, le conozco hace muchos años, y tengo la suerte de poder decir que, al menos conmino, no ha cambiado nada. no actúa. Bunbury, Quic, es el único tipo que a sus 17 años tenía clarísimo que quería ser Bowie (un poner) e hizo los esfuerzos ordenados a conseguirlo (cosa muy infrecuente en el mundo rock'n roll). Es una frase mía muy habitual y te aseguro que se ajusta a la realidad.
Mr. D.: Simpatía, yo? Ahí va! ;-D
Marga, hoy no estoy nada satisfecho de mi indumenta, la verdad.
Arbusto, tecnología, Francia y Grandeur son términos excluyentes. Remember BULL, un poner. La chapuza. Siemens es... eso: alemán. NOKIA tiene unos menús sensatamente dispuestos y después del primero jamás he tenido que chaparme manual alguno de instrucciones. Son razonable. Y lo único que me gusta de MOTOROLA es la marca, que queda como muy fifties, muy radio de Caza Mustang, esas cosas. Por lo demás: basura.

Pussy Galore dijo...

yo adoro mi móvil que solo tiene las funciones de llamar y mandar mensajes. no necesito nada más.
Saludos!

ATT dijo...

Recuérdame que algún día te cuente la que armé yo, o, mejor dicho, la que me armaron a mí, con el dichoso código de Movistar para el canje de puntos.

Acabó en un cambio de compañía, de Movistar a Vodafone, el mismo perro con distinto collar, por otra parte.

Awake at last dijo...

Pues a mí lo que me interesaría más es la receta en cuestión, ñam!

sue dijo...

Aunque tú, querido Hans, tampoco te distingues por actualizar a lo loco, hasta hoy no he podido leer esta tu última entrada. Muy de acuerdo en lo de que el móvil sea Nokia y en que sirva para lo básico. El brutus, el inflaojos (sic) y demás aplicaciones modernas nunca las he sabido utilizar. Pero lo de llamar y que te llamen es vital.

Hoy me he dejado el móvil en casa de D. (cosa que me ocurre, como mucho, una vez al año) y vivo sin vivir en mí. En cambio él desprecia tanto el aparato que se hubiera echado las manos a la cabeza si le llego a decir que me lo acercara al curro.

lila ortega dijo...

hans, algunos me acusaréis de troll seguro! ultimanente lo que ven los demás es absolutamente diferente a lo que veo yo jajaja parece que estoy en un estadio un poco esquizo jajaja pero ahi va... tu brillantez (que es mucha) se pierde a veces entre el exceso de palabras... supongo que es una forma inconsciente de medir nuestra incondicionalidad, que en mi caso es menor que mi pereza

Hans dijo...

LILA, bajo ningún concepto te tildaría de troll: lo del exceso de palabras es probablemente cierto. Mis escasos -pero selectos- lectores lo saben y siguen acudiendo. No salgo de mi asombro, la verdad (y desde luego me encanta reunir semejante foro).
SUE, lo del brutus y el inflaojos me ha gustado mucho. A pesar de mi desapego por el artefacto, reconozco que me desasosiega mucho cuando me lo dejo en casa.
AWAKE, estoy pergeñando una entrada dedicada a la receta del Pollo al Curry (y a la Quiche Lorraine, que Dwalks la pidió)
ATT, como Kapelmeisterin te supongo enterada de las cantidades industriales de quejas procedentes de usuarios cabreados de telefonía móvil.
PUSSY, un amigo mío, muy tecnológico él, muy caprichoso de zarrios de ultimísima geneación, exhíbía hace unos años su artefacto glosando sus dosmil complementos: cámara, radio, mp3... y terminaba diciendo "y tiene una cosa formidable, además: si aprietas estos numeritos en el orden correcto, puedes hablar con alguien que está lejos!". A mi también me gustan los sms, me resultan cómodos.