07 septiembre, 2006

Alatriste

Veamos, Alatriste. O Sadwings, quizás (y es que a ver qué recaudaciones hace en los USA, tengo curiosidad). Anoche la vimos.

No. No puedo empezar hablando de Arturo Pérez-Reverte o de su obra. Ya tengo expuestas mis tesis al respecto aquí (y, qué coño, leed esa entrada si os interesa AP-R. Es el mejor análisis que he visto acerca de él, en apenas 1850 palabras. Aunque sea mío). Ni siquiera debo empezar hablando del hecho significativo de que haya aparecido del brazo de Zapatitos (recién regresado por cierto de su amoroso vuelo -con cargo a Presupuestos Generales del Estado, vale decir, a una parte de los impuestos brutales e injustificados que yo/nosotros pago/pagamos- para ver cantar a la replicante esa con que está casado) en la presentación del flim.

¿Del entorno cultural de la Película? Ni de coña: seguro que todos leeis El Pais Semanal, y ahí se han explayado a gusto.

Hablemos, pues, de la obra, sin más.

Es una yuxtaposición.

Y ése es el problema. No el más grave, no el más significativo. Es El Defecto, el cáncer que la carcome, que trae causa de un mal guión o un mal montaje, no lo sé. A. Díaz Yáñes la ha cagado, que diría el infame Pere Navarro.

Y eso no empece el hecho de que los actores trabajan formidablemente: increible Echanove: no le tengo demasiada estima, pero por Dios que borda a Quevedo; excelente Viggo Mortensen, cuyo desaforado esfuerzo para evitar su acento argentino no ha llegado al puerto que debiera, pero ello no le quita mérito, ni brillo a su actuar; gloriosa mi muy querida Ariadna Gil; muy bien Noriega, que ha evolucionado de sicópata tético a Grande de España con destreza. Y muy bien el niño de nombre imposible que interpreta a Íñigo Balboa. Javier Cámara casi acierta con la difícil figura de Olivares (actúa de coña, cierto, dejando de lado su patético papel bufonesco usual, pero temo que no investigó suficientemente a su personaje; de ser así, no hubiese cometido blanduras impropias de tan correoso personaje). La bella (a mi juicio; a MBO no le gusta) Elena Anaya me encanta, y actúa bien, pero no entiendo en absoluto por qué se introduce, en el momento en que se mete,un contundente primer plano de sus tetas: gratuito -máxime dado el tono general de la cinta-, completamente fuera de lugar, por bellas que éstas sean. En fin, bien todos los demás actores.

Las caracterizaciones, inmejorables; vestuario y utillerías, de diez. Ni un error de documentalistas, al menos ninguno del que me haya dado cuenta, en uniformes, banderas y estandartes o armas. El fotógrafo merece, desde ya, el Goya: un puto crack que consigue que en la película haya mucha de la luz velazqueña adecuada al caso. Lo dice un irredento velazqueño que tuvo la suerte de refrescar la memoria de semejantes iluminaciones en el Prado hace una semana y ue lleva todavía grabado el oro tostado en los ojos. La música no me ha matado, pero es correcta.

Y, por supuesto, la materia primera en que basar el argumento era inmejorable.

¿Qué falla, pues?

Simple: que en dos horas y media no hay tiempo material para meter los cinco Alatristes. ADY saja historias a saco. Se pierde la ilación, al recortar historias a las que se podría haber dado más predicamento (y no profundizo, no quiero espoilizárosla). Degrada ilimitadamente la definición de personajes, que, avanzando en el tiempo a toda hostia, no se ven madurar en absoluto... mientras otros se mantienen intactos. Complementariamente a todo ello, la figura de Íñigo Balboa, que no deja de ser el Narrador en las cinco novelas, se desluce bastante. En definitiva, no me cabe duda de que mi recuerdo de las novelas me ha suplido demasiadas lagunas, demasiados saltos lógicos y cronológicos.

No sería mala cosa, para concluir, recordar a ADY que después de todo tampoco ha transmitido con precisión lo que, en términos históricos, supuso la Época en cuestión para España, para Europa y para el Mundo. Y eso también jode un poco, pero quizá tal cosa sólo sea importante para quienes como yo le damos importancia a la Historia y a la difusión que de ella se hace.

¿Hay que verla? Sin duda. ¿Es una buena peli?. Es una formidable yuxtaposición de escenas fantásticamente actuadas, organizadas, rodadas. No es una película, y lo siento. A fe que lo siento, por la simpatía que siento por el personaje, y por el autor, AP-R.

P.S.: Esta noche hemos ido a ver La Joven del Agua, una película de la que no había oido hablar en absoluto, y que, si durase veinte minutos menos, sería muy buena. Recomendable en casos de cartelera anémica, e incluso un poco más que eso. Está bien. Podéis verla, ya contaréis.

24 comentarios:

Eulalia dijo...

Fíjate que a la gente del cine le parece formidable el dinero que se han gastado en la promoción, porque dicen que el cine español lo necesita, y a mí me ha puesto en contra de la peli. Y lo de Zapatero fue una cagada.

Estoy segura de que has hecho una crítica acertada, entre otras cosas porque coincide con la intuición que tengo, y es que la tradición manda que todas las películas españolas de mucho presupuesto, fallan, ¿por qué? Ni idea. (No me acuerdo en este momento de títulos o directores, pero ese es el regusto que me queda después de tantos años de espectadora inveterada, que no de entendida en cine, jamás me atrevería a arrogarme esa cualidad).
En fin: que no creo que vaya a verla.
Un beso

alie dijo...

Unax Ugalde, Unax Ugalde... con lo bueno que está el tío, no consigo situar a Íñigo Balboa con su cara, no sé por qué.

Con Alatriste ya son demasiadas las críticas contradictorias. Unos (bastantes) dicen que se saltan cosas importantes, lapsus de tiempo, de la historia. Y sin embargo, otros la ponen por las nubes por la macrofilmación de escenas imposibles y nunca vistas en el cine español (que en mi opinión deja mucho que desear).

Pero si el Sr. Hans dice que hay que verla sin duda, habrá que verla.

Un besote.

Marga F. Rosende dijo...

Ayer fui yo también a verla. No me gustó nada. Tu lo has explicado a la perfección. Yo sería aún menos generosa, si cabe. Para mi es una patata maravillosamente envuelta.Eché una cabezadita...

Achab dijo...

Bueno, a mí m etoca el sábado y ya la comentaré, supongo.

Sr. D dijo...

Yo no quiero verla. Soy de los que piensa que una enfermedad no existe si no se le prestra atención, y no estoy dispuesto a que una película acabe con la imagen que tengo de un antiheroe ( que es como se llama en España a los héroes).

júlia dijo...

A mi Pérez Reverte me gusta como escribe pero las historias, a veces, me parecen mal acabadas. NO he visto 'Alatriste' pero, en principio, libro y película no tienen porque coincidir, son medios muy diferentes. No es la primera vez que un gran presupuesto y unos buenos actores no 'resultan' por defectos de guión o quién sabe porqué. En Francia ha pasado también esto, con pelis que pretendían emular las americanas. No todo es cuestión de dinero, a veces también pero no siempre. He visto, por ejemplo, 'La noche de los girasoles' y me ha gustado bastante, creo que no debe contar con un gran presupuesto pero sí con un guión inteligente que no deja cabos sueltos.

júlia dijo...

Por cierto, lástima, porque pienso que el Siglo de Oro es un filón a explotar... todavía.

Hans dijo...

JÚLIA: En efecto, el Siglo de Oro tiene historias, personajes, ambientes e ideas para llenar mil películas. Mucho más que la pobrísima historia del Oeste americano, y ya ves :D.
MR. D.: Bien le veo, querido amigo.
ACHAB: ansioso espero tu opinión.
MARGA: ¿no era excesivo el ruïdo como para dormir?
ALIE: espero que me cuentes qué te ha parecido.
EULALIA: el otro día comentábamos precisamente lo que acertadamente apuntas: lo malas que son las soid-dissant superproducciones españolas; en concreto, hablábamos de 'El Dorado', cuya única virtud, a pesar de su desbordadísimo presupuesto, es la primera aparición de una bellísima Inés Sastre, cosa netamente insuficiente para tanta pa$ta

Anónimo dijo...

Mi nota no se refiere a este post, sino al del blog de Eulalia (magnífico por muchos otros conceptos). Felicidades, Hans, por el rigor con que denuncias la impostura de la izquierda española.

dwalks dijo...

yo aún no la he visto y tu crítica coincide con lo que he oído por ahí, aunque como siempre, tú lo argumentas con más precisión y se agradece el grado de detalle. y me quedo mucho más tranquilo sabiendo que las banderas y los uniformes están bien.

elena anaya ha enseñado las tetas en TODAS sus películas, yo creo que a es una cosa de superstición suya... pero mira, a mi no me sienta mal.

Xurri dijo...

Me apunto a la tesis de sr d., con su permiso, y me niego a ver la peli.

En un acto de osadía que probalemente desnaturalizará notablemente el espíritu de dicha tesis, la extapolo para congratularme de mi bendita manía de no mirar la tele, leer poco el periódico y escuchar la radio solo puntualmente en ondas lo más asépticas posibles, sin opiniones ni comentaristas. Porque así puedo ignorar completamente todas las referencias a lo que - anecdóticamente - haya podido hacer mal mi auténtico heroe contemporáneo ¿¿asistiendo a algún acto en el que no debía estar??. Pues aplico la teoría a que si algo no lo ves por la tele, nunca ha sucedido. Y si ignoras las tonterías puedes centrarte en los hechos relevantes, y no discrepas tanto con otras opciones, o lo haces más calmadamente.
Que las chorradillas ruidosas nos entretienen y nos distraen con frecuencia, y en esencia, las divergencias en los importante no son tan grandes.
(era Sting quien decía que los rusos también quieren a sus niños?)

Hans dijo...

XURRI: En efecto, era Sting. BTW, hace días -muchísimos- que yo no oigo más que rock'n gol, salvo cuando ponen (jur)gol: he de decir que se me han puesto muy babosos -antes ponían rock, Elvis, Los Ramones- a lo largo de las vacaciones, grumpfs.

DWALKS: a mi tampoco me sienta mal, narsoluto. Sólo que pegaba poco.

ANÓNIMO: Muchas gracias. A mi también me gusta mucho el blog de Eulalia.

dwalks dijo...

insisto

dwalks dijo...

insisto

mila dijo...

ottia, pensé lo mismo cuando salí del cine. Me perdía con el guión pero me consolé pensando que la recreacion tanto documental como fotográfica eran excelentes. También me cantaron como una almeja (ups, fea expresión en este caso) las tetas de la Anaya. Pero discrepo contigo con lo de Viggo, ese hablar susurrante-disimulador le daba tono de borracho y se daba de piños con la preciosa voz de Ariadna.
En fin

sue dijo...

Oye, Hans, ¿no llevas ya bastantes días sin actualizar?

Gachas dijo...

Amigo Hans: que a Gachas también le vas a pagar su beca de Roma con tus impuextos. Que lo sepas. Espero que no te incomode. Gachas va a saber aprovecharla, de veras. :-)

Hans dijo...

GACHAS: A fé mía: una y mil veces se utilicen los dineros que tanto eslome me cuesta ganarme y que a su vez este Gobierno despilfarrador me detrae -abusivamente, sin ninguna duda- en pagar becas cual la que nos ocupa, Dilecta Gachas. Jamás se gastó mejor la pa$tizara, sin duda alguna.
Dicho lo anterior... ¿de qué trae causa tu indicación en cuanto a tu beca y mis impuestos, en este contexto particular? Me ha sorprendido!

SUE: No tengo esmaili de enrojecimiento avergonzado.

MILA: Willkomenn

DWALKS: Insistente insistencia, pardiez. Supongo que te refieres a las tetas de la Anaya y, por tanto, debe insistirse por duplicado ejemplar.

juan dijo...

pues si te sirve de algo, yo pregunté a una amiga que resulta que es una de las productoras de la peli que si le gustaba y me dijo que cuando viera la taquilla de dos semanas me lo diría; o sea, no le gusta.
Y P Reverte será lo que sea pero resulta muy entretenido. Y luego yo he hablado con el un par de veces y es un tipo listo y con bastante cultura, que viniendo de un escritor ya es mucho.

Carlos dijo...

la peli es mala...?iva a verla pero ya...
Saludos!!

Hans dijo...

JUAN: bien sabes que yo a AP-R le tengo aprecio, sobre todo -y precisamente- porque es un tipo especialmente culto y con una conciencia histórica infrecuente en España (y que coincide con la mía, claro). Me encantaría conocerle, la verdad.

CARLOS: ve a verla, de veras. No juzgues por lo que decimos los demás.

Pussy Galore dijo...

una pena que Alatriste no se estrene en Gran Bretaña de momento. Creo que tendre que esperar siglos.
Saludos!

denke dijo...

Hum...
De acuerdo con la actuacion de Javier Camara y Echanove.
Pero en serio ¿Alguien sabe que narices le pasaba en la boca a Mortensen? Una cosa es hablar sin acento, y otra roncar durante toda la peli, hasta el punto que a ratos cuesta entenderle.
Ariadna Gil, insisto en que finge mal los orgasmos...;)
Por lo demas, tengo ganas de pillar el primer libro

juan dijo...

por cierto, a mi la chica del agua me pareció una idiotez. el shyamalan este ya se está pasando con las bobadas del destino y los seres especiales.