23 mayo, 2006

Conciertos de fin de mes.

Pocas cosas de mención desde la última actualización. Lectura más de ensayo que de novela. Mucho calor. Un poco de hastío, en honor a la verdad. Y otro poco de inquietudes laborales, pero como uno de los principios de este su bló es no hablar de trabajo lo dejaremos estar.

Un par de momentos comentables:

A) Concierto de Nena Daconte patrocinado por la Cadena 100 en la Sala 976 (abyecto chiringo chundachunda en el que entré recibido por alguna canción de Chayán (o como cojones se escriba) para verme rodeado de gente de entre 25 y 30, así como algunas jóvenes algo sáficas (parece ser que el grupo en cuestión ha calado en ese nicho de mercado).

Al “residen diyéi” (sic) perfectamente subnormal no se le ocurre mejor cosa que pinchar el disco de estos chicos para calentar ambiente. Jamás se vio semejante torpeza, máxime cuando a continuación sale la banda y hace los temas del disco -en un arreglo más acústico- exactamente en el mismo orden. Sonó regulín por errores de mesa y por la Sala, pero la chica canta de coña y los músicos son realmente buenos-y-sobrios (poco dados a los floreos tan caros a los siempre virtuosos sesioneros jazzys barceloneses). Nos permitimos, en un momento “fans”, pasar por delante de las mareas (mareas de unos pocos, pero bueno: la imagen queda chula), entrar a camerinos tras de indicar al roadie “Dile por favor a Mai que Hans estaba fuera”. Ella encantadora (es su natural), y el joven Kim un tipo con los pies en el suelo, educadísimo y muy amable. Discutiré con él por el uso de los metales, pero me cayó francamente bien. Cervecita y a casa que el siguiente era día de hacienda.

18, Mayo de 2006.-Concierto de Nena Daconte. Sala 976. Entrada gratuita.

B) Concierto de Digital Audio Band, la nueva banda de Pedro Andréu, el antiguo batería de los Héroes del Silencio –HdS- (y de los Modos) en el Oasis (el sitio al que fueron Dwalks y Kurt a ver el Plastidepop hace unos meses). Fuimos Míchel –voz y guitarra rítmica de los Modos- con A. (Su Santa) MBO y yo.

A ver, primer problema: que la hora de inicio de un concierto se señale a las 00.00 no es muy buena idea para mi gusto, pero lo que es definitivamente inadmisible es que tal concierto se inicie a las 01.30.

Aparte de eso, pues... yo lo siento, quiero mucho a Pedro, pero no comprendo (y aguanto difícilmente) la resultante de mezclar a un tipo que tiene sobre todo un ordenador y subsidiariamente un teclado delante, con uno de los mejores baterías de España haciendo floreos sobre bases pregrabadas de percusión, y por encima de eso ir adicionando:
  1. una joven madre del colegio haciendo voces (eso tan pésimo lo dijo A. que es profesora de preescolar. La madre en cuestión, en honor a la verdad, tenía una bonita voz);
  2. un guitarra que como bien dijo MBO parecía el de en medio de los Chichos, haciendo el ridículo (racaraca percusionero y alguna nota suelta más bien aguda) con formidable guitarra española que merecía mejores destinos;
  3. un cantante raperosillo haciendo una especie de reggae poco convincente;
  4. Alguien tocando un saxo

Etc, etc. Además de lo antedicho (que era lo importante) el ambientillo general tenía como demasiado polvo de tiza mental, como mucho lucimiento de producto adictivo de diseño, cosa que quizá no está mal (para quien le guste), pero que genera en aquellos que consumen por pura pose una cara de tonto del culo notoria.

Para rematar, las niñas electrobailonas (o, desde el punto de vista de nuestras chicas, los equivalentes masculinos) que con tanto ritmo alegran el ambiente y que cabría esperar no estaban, o, de estar, coincidían más con el modelo charcutera sajona, administrativa de correduría de seguros (sin gracia) o eterna estudiante de segundo de filología francesa reconvertida al pensamiento positivo y etecé.

Toleramos cinco temas y nos largamos al Kezka, un bar de rockers, con idea de oir a Carl Perkins, a Jerry Lee Lewis, a Chuck Berry o a Elvis (pero nos lo encontramos muy flojete, sin pinchadiscos, reproduciendo una cassette de aberrante sonido), montando a tal efecto en el taxi del batería de los Sick Brains (una coincidencia; me gustó de todas maneras que el mambotaxi haya mutado en baterapunktaxista).

Acabamos la noche en otro garito, donde el más pequeño de los hermanos Valdivia, Gonzalo, recién había concluido un concierto consistente en copiar The Wall de Pink Floyd; su hermano Juan, como sabéis, fue el guitarra de HdS y acababa de irse un momento antes. Juan odia a Quique Búnbury y por extensión a Pedro y a todo lo que suena a HdS con toda la fuerza de su alma. Pena no haber llegado diez minutos antes. En fin, que la noche fue como bastante rock’n roll, pero la verdad es que me quedé con ganas de escuchar música a-pe-te-ci-ble, porque lo único que me sonó realmente bien fueron los Nada Surf a quienes escuché a bordo del taxi que he contado antes.

20, Mayo de 2006, 01.30.-Concierto de DAB. Sala OASIS. Invitación de Pedro Andréu.

Por lo demás, me he puesto a leer La ética del hacker y el espíritu de la era de la información, de Pekka Himanen, a ver cómo consigue un linuxero tunear a Max Weber y readaptarlo a estos tiempos crueles de tanta televisioncica con teclao delante. Ya os contaré si he descubierto un nuevo filón de análisis moral o si, simplemente, es una paja mental como un Piano Steinway Grand Concerto. Todo, como veis, muy musical. Aunque estemos a fin de mes (y tal vez se note).

9 comentarios:

Nuria y Jose dijo...

un finde muy rock! que genio!!

te diré que mi ex-grupo tocó de teloneros de los HdS en Madrid hace ya unos cuantos años y la verdad es que han perdido toda la credibilidad que tenían en los buenos viejos tiempos. No he tenido la ocasión de escuchar el nuevo trabajo de P.Andreu pero me da miedo ya que pienso que han perdido un poco el norte respecto a la dirección musical de los componentes de HdS.
En términos puramente "baterísticos" no estoy de acuerdo contigo cuando dices que P.Andreu es el mejor batería de España. Para mi gusto, fué un batería correcto que estaba donde tenía que estar. En directo perdía mucho y para mi gusto se limitaba ir a lo seguro y tocar muy parecido que en la grabación, para mí un síntoma de falta de seguridad y carencia de improvisación.
El mejor batería español, en mi humilde opinión, es un tal "Pepe Sanchez". Un tio que hizo Acid-Jazz a mediados de los 60 (creo) y que toca de narices. Actualmente curra en una tienda de instrumentos conocida de Madrid y da clases particulares.
Mejor batería: Gavin Harrison, un monstruo - que bueno es el joputa.

Hans dijo...

El Pepe Sánchez éste era, si no recuerdo mal, el que hacía las pruebas de las baterías del "Sonido Profesional". Y sí, era formidable (aunque sospecho que a mediados de los 60 tocaría más bien cool, no acid jazz). Hace mucho que le tengo perdida la pista.
Y si, probablemente PA no es el mejor batería de España, pero es mi amigo, ¿qué pasa? :D
Te diré que, de toda la gente que he conocido, Pedro es de los tipos a quien he visto currar más por mejorar (tocó paralelamente en los HdS y con nosotros, los Modos, y ensayaba por la mañana con unos, por la tarde con otros y los días que no había ensayo se iba solo a practicar, y así durante meses, con un problema gordo de espalda).
Por otro lado no sé exactamente cuándo le verías, pero la imagen que me das (mecánico, inseguro, no improvisador) no corresponde al Pedro que conozco...
No sabía quién es Gavin Harrison (hasta que he acudido a ver qué dice San Gúguel) Puede que tengas razón, no lo discuto, pero cuando un bateras se instala cinco timbalas (8", 10", 12", 14", 16") y diez platos diferentes en el kit, a lo mejor es un poco demasiado virgueras para mí gusto :D

Nuria y Jose dijo...

Echa un vistazo a esta web cuando puedas, pasa de los videos y escucha el mp3: http://www.drummerworld.com/drummers/Gavin_Harrison.html

procuraré pasarte un video de un concierto del señor éste con "Porcupine Tree".

Tienes razón, hace muchas virguerías. Pero, madre mía, como suena y que bien toca. Si escuchas algo reciente de PT, la batería hace que todo suene compacto, con mucho groove, atrevido y muy "tight".
A mi me flipa. Aqui tienes otra canción por si te apetece: http://nuria-y-jose.blogspot.com/2006/04/good-sound.html

Estuve en dos conciertos de HdS en el "Volkshaus" de Zürich, cuando aún vivía en Suiza... qué tiempos (mediado 90).

un fuerte abrazo desde la ofi. Estuve en dos conciertos de HdS en el "Volkshaus" de Zürich, cuando aún vivía en Suiza... qué tiempos (mediado 90).

Nuria y Jose dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Awake at last dijo...

No me mientes a Weber que me las tendré que ver con él muy pronto, ;-(
(me pregunto si él realmente ser creía sus ideas)

Besos!

Awake at last dijo...

sE creía (Awake rostro pálido tomar demasiado Catovit para exámenes)

ATT dijo...

Lástima que te ciñas a los principios del blog, pues lo de las inquietudes laborales despierta mi curiosidad.
En cuanto al resto del post... lamento reconocer que mi incultura musical me impide hacer comentarios.

e-jay dijo...

Awake, ¿Catovit? Yo tenía un eganchón a la nicotinamida con coca cola en época de exámenes, todo el día haciendo pis fosforito....

Awake at last dijo...

Es broma lo del Catovit, XDDDD, sé que es bastante peligroso, por eso lo he puesto, soy una 'sagerÁ, XD