11 mayo, 2006

Brevísimas reflexiones de circunstancias.

Dos temas a tratar en la mañana de ayer (corrigiendo la virulencia del primer extremo se me quedó dormido el borrador):

a) Fórum filatélico, AFINSA. Y haciendo memoria, Gescartera, AVA.

Todo lo mismo poco más o menos.

El problema es que hay DEMASIADOS estúpidos que tomando café lucen sonrisilla suficiente porque uno tiene sus magros ahorros colocados en una cuenta bancaria, mientras que ellos están devengando intereses a un tipo cuatro o cinco veces superior al ofrecido por las Entidades de Crédito.

Lo tremendo de este PAIS DE IMBÉCILES es que, ENCIMA, consiguen que, cuando se llevan la hostia que merecen -por cenutrios-, a toro pasado se constituya un Fondo de Garantía de Inversiones con cargo a Presupuestos Generales del Estado (es decir, con cargo a los impuestos que nos esquilma la Hacienda Pública) para enjugar sus pérdidas, con efecto retroactivo. Ojo, que no es el Fondo de Garantía de Depósitos (creado por las Entidades de Crédito, que salvaguarda posiciones de pasivo -hasta un límite- para supuestos de insolvencia de una de tales entidades, con cargo a aportaciones de las propias entidades).

La reflexión final en este punto es que el movimiento consumerista ha hecho mucho mal. Ayer por la mañana leía una noticia en "Mercado de Dinero", el órgano de AUSBANC (asociación consumerista de clientes de sector financiero, en amplio) que era un compendio de errores y contrasentidos con el sólo ánimo de buscar alarma... y asociados. ¿Para cuando la asociación de consumidores de servicios de asociaciones de consumidores?

En realidad lo que habría que enseñar a las personas no es a llorar porque la han engañado (y mucho menos a pedir que le saque las castañas del fuego Papá Estado con MI dinero), si no a ser consumidores responsables. Si los bancos te dan el 3.0%, cuando alguien te ofrezca el 18%, duda. Y si no dudas, asume que el riesgo y la retribución del capital son inversamente proporcionales, joder. No me vengas luego con lloriqueos.


b) Anteayer, el Sevilla. En fín... ¿es justo que un hombre jurgorófobo -Hans- llegue a su casa a la 22.00 y se encuentre a UPMM y a MBO vitoreando Y AÚN GRITANDO ESTRUENDOSAMENTE por no sé qué avatares de un partido de pelotón?

Hube de llamarles al orden (con el resultado que cabe suponer), no sólo por los gritos en sí, si no por la esencia de la causa del griterio. Qué vergüenza. Qué horror. Y encima, MBO ha puesto comentarios alusivos por ahí en otros blogs. ¿Qué va a ser de mí, Señor, entre las obras, otras circusntancias y esta novedosa afición de naturaleza vírica? Pues ¿no aponderaba MBO ciertos arranques de no sé qué cortipantalonados?.

Ay.

9 comentarios:

sue dijo...

¿En qué blogs están esos comentarios? Sería curioso leerlos. De todos modos, te comprendo muy bien. Yo también soy muy, muy jurgófoba y no entiendo bien por qué era tan importante ese partido. Algunos de mis amigos dicen que eso es falta de cultura general. No lo discuto.

Quic dijo...

Sue, es falta de cultura general, es cierto.

Hans, yo creo que esto del Sevilla ha traspasado el fútbol. Javi Navarro es un prócer de nuestro tiempo y no hay más vueltas que darle, así le joda a todo el mundo. ¡Grande!

arbusto el guerrero dijo...

Me ha gustado eso de "prócer de nuestro tiempo", Quic.

Cambiando de tema, recuerdo que mi padre me contó hace unos meses que casi todo el pueblo había suscrito inversiones con cierta compañía filatélica. "No se dan cuenta de que es una inversión piramidal y de que no es sostenible", me dijo. Hablé con él hace un par de días, cuando había reventado el asunto, y me dijo que la gente estaba muy jodida por perder sus ahorros...

¿Es tanta la codicia y la ignorancia del españolito medio como para dejarse engañar por el timo de la estampita a estas alturas?

Quic dijo...

Estas cosas de los sellos es fácil decirlas a toro pasado, pero yo llevo años en contacto (muy tangencial, eso sí) con una empresa de éstas y nunca me había planteado siquiera su naturaleza.

Fórum es (bueno, era) una empresa muy respetable, con su sede en José Abascal que te caes de culo de verla, con miles de propiedades inmobiliarias y de arte que dan, y esto lo sé yo de buena fuente, para pagar muchos de los depósitos. Yo no sabía que daban esos intereses (realmente, a fuer de sincero -¡Jar, Solano!-, no sabía siquiera cuál era exactamente su actividad) y pensándolo ahora es evidente que era imposible que eso fuera "normal", porque los duros a peseta nunca existieron, pero jamás me había parado a pensar en la naturaleza de estas empresas. Ahora, también es cierto que nunca me han ofrecido invertir ahí o me lo he planteado, que igual ahí me hubiera enterado y tendría una opinión contraria, pero vamos, que eso de la ignorancia es muy relativo, que es lo que quiero decir en este farragoso e ilegible párrafo.

Y por otro lado, y conozco casos a porrillo (que ahora han salido de debajo de las piedras), gentes bien asesoradas, por gente que sabe de verdad, ha invertido ahí y ha obtenido mogollón de beneficios (que de todos es sabido que siempre son pingües, palabrasunidas claramente). Otra cosa es que esa gente bien asesorada ya tenga su dinero en un zulo de escayola.

Y por otro lado, más al lado que el anterior, a mí es que estas cosas me hacen gracia. Si era tan claro que es piramidal y que iba a petar y tal y Pascual, ¿por qué no estaba prohibido? Si es tal cual un timo, estampita, tocomocho o el que fuere, ¿cómo es que se podía hacer públicamente y con luz y taquígrafos? Maldita sea, tópico periodístico...

Xurri dijo...

Eso de invertir esperando que el dinero ganado con el sudor de la frente se multiplique como los panes y los peces, pues es que es de mal pronóstico. Ese feeling de "yo más listo y mejor informado voy a ganar más que el resto, que son tontos" da como miedo, la verdad. Por eso a mi el rollo inversión lucrativa me da como nosequé, y guardo mi dinero todo en monedas de oro en un hueco que hice bajo una baldosa debajo de la cama donde habita mi abuela - que no sale de la misma y tiene un bastón muy de temer - y solo compro a base de intercambiar gallinas, jamones y otros objetos de valor más que conocido.

Respecto al fútbol, ay!!! ya casi resignada, me limito a suministrar cerveza y panchitos, a cojer mi libro e intentar encontrar un lugar lejano y aislado- a ser posible lejos del alcance decibélico de las odiosas retransmisiones, que esos locutores nunca Y DIGO NUNCA pasarán la puerta de Pedro.
Dixit.

Awake at last dijo...

Dejaos de pavadas. El único comment que vale la pena en esta entrada es...

¿qué blogger es MBO?
¿qué blogger es MBO?
¿qué blogger es MBO?

XDDDD

Besos!

Sr. D dijo...

Hummmm....Tengo una opinión que difiere, en parte, con la suya, Hans. Como liberal, entiendo que cada sujeto es acreedor de sus aciertos y deudor de sus errores, por lo que la responsabilidad de una inversión le corresponde en exclusiva. Lo contrario sería ( y así lo refiere Antonio Escohotado en "Caos y orden") como jugar a la ruleta y, si gano me lo quedo, y si pierdo, el Estado me repone mi apuesta para seguir jugando.

Sin embargo, hay un elemento que distorsiona: el Estado ha de velar - en tanto que el consumidor no pueda hacerlo por si mismo, por falta de una cultura en ese sentido - porque las reglas del juego sean claras y se proteja al consumidor, como elemento más debil de la relación empresario-persona física. Efectivamente, tiene un caracter tuitivo esa relación, como la tiene la legislación laboral, pues parten de la existencia de un abismo entre las capacidades de uno y de otro. El Estado, por tanto, ha de velar porque la posición de las partes se igualen. POr otra parte, entiendo que si existe una responsabilidad del Estado ( o, en su caso, de las CCAA) ya que han permitido y consentido que una empresa, sobre la que existían dudas más que razonables sobre su operativa, y que afectaba a una masa social muy amplia, siguiera girando en un mercado destinado fundamentalmente al ahorro. Ahí, entiendo, existe una culpa in vigilando, que será alegada en breve.

arbusto el guerrero dijo...

Aunque no atesoro los conocimientos jurídicos del Sr. D., he de hacer público mi desacuerdo con sus palabras:

"si existe una responsabilidad del Estado ( o, en su caso, de las CCAA) ya que han permitido y consentido que una empresa (...) siguiera girando en un mercado destinado fundamentalmente al ahorro"

Vamos a ver, chicos: que quede bien claro que la estafa de los sellos no ha reventado al modelo piramidal-albanés. Lo que ha sucedido es que el Estado ha detenido el fraude después de detectarlo, primero, e investigarlo, después. Han sido tres o cuatro años de procedimientos (creo, estoy hablando de memoria) que finalmente han llevado a la intervención. Lo que tampoco puede pedirse al Gran Hermano es que cierre una empresa sin una sólida investigación previa.

Conclusión: no ha habido dejadez estatal sino una adecuada actuación (quizá algo lenta, pero finalmente acertada). En cuanto a los inversores, me parece que se lo han buscado ellos mismos al ser tan imprudentes.

Pepa dijo...

Hans,
Te advierto que no sólo MBO está hooliganizada...
Debe ser que la fiebre futbolera nos está atacando a las féminas... Estamos en mitad de la final de la copa de Europa y estoy escribiendo este comentario porque estoy indignada y si no hablo reviento y por eso te escribo en este tu blog!!

N-joy!!