20 enero, 2006

Mememanías?

“Un Soneto me manda hacer Violante...”

Ah, no, que no es eso...

Juan me pasa el meme de las manías que implícitamente me pasaba también Bere, pero pensaba que me iba a librar. Al final, no. Ejem.

No... no creo que tenga manías como para escribir acerca de ello. No. Ciertamente no. Soy un soso, en realidad. Veamos.

  1. No poder aguantar a la gente que no se lava (y muchísimo peor si son mujeres) no es manía, es higiene.
  2. Tampoco mi relación de odio al tren, de la que ya he hablado, es una manía.
  3. Y en realidad siempre salgo de la cama por la izquierda por que siempre duermo a la izquierda.
  4. Lo de tener sobre la mesa, en bandejita ad hoc o bote un montón de, al menos, seis lápices, todos iguales entre sí y afilados como para ser usados como punzones homicidas (faber-castell grises de sección triangular del 3, en un despacho, y staedtler amarillos y negros de toda la vida del 2, en el otro) no es apenas manía. Tampoco que si encuentro un lápiz de cualquier otro tipo me deshaga de él de inmediato. Ni que tener tanto artefacto sea perfectamente estúpido, dado que siempre llevo un portaminas de 0.7 mm HB ó 1 (no me gustan esos de ingeniero, plasticosillos y tal de 0.5 y dureza 4) en el bolsillo. Y hablando de eso, no creo que sea manía llevar siempre los aperos escriptorios SIEMPRE en la misma posición en los bolsillos interiores de la chaqueta del traje: bolígrafo de punta gruesa y estilográfica con tinta verde, en el izquierdo; estilográfica con tinta azul y portaminas –ya citado- en el derecho.
  5. ¿Sería manía lo de tener otro bote con rotuladores edding 1200 o 1300 (siempre y sólo esa marca y modelo) de colores azul, rojo, verde y negro, siempre esos, sólo esos, y varios de cada, además? No creo (aunque cualquier rotulador no canónico salga de mi vista al punto). Y lo de cuatro markers de cuatro colores diferentes tampoco. Nah, si en realidad todo eso no es más que cosa organizativa (aunque CUÁNTO ME JODE QUE TOQUEN ESAS COSAS!).
  6. Lo de ordenar las camisas por colores separando las estampadas, rayadas o de cuadros de las lisas que dice Juan no es manía: yo también lo hago, aunque Verónica hace lo posible por olvidarlo.
  7. Sin embargo, las innumerables corbatas están colgadas en dos corbateros ordenadas por colores dominantes: negras, grises, amarillas, verdes, naranjas, rojas, rosas, azules y alucinadas Ralph Marlin. Eso no lo toca nadie.
  8. Jamás me pongo el mismo traje, la misma corbata o el mismo calzado dos días seguidos (y muchísimo menos el resto del atuendo, claro). Llevo un cierto ciclo con los trajes pero no tengo combinaciones premontadas. Las cosas van por libre y las combino según el humor. Procuro que cuando me presentan a alguien, no me vea la vez siguiente con el mismo traje y/o corbata. Me causa cierta desazón. Sin embargo, los fines de semana voy mucho de negro. Muchísimo (MBO está un poco harta de ello)
  9. Soy un integrista de la leche con las combinaciones de ropa: no concibo que alguien lleve un cinturón marrón con unos zapatos negros, por ejemplo; afortunadamente y con los años he aprendido a sufrir en silencio y no decirlo.
  10. También soy un poco intolerante con la cosa de la música y más en general el Arte (pero sólo con eso). Sería capaz de insultar a alguien que dijese que Operación Triunfo es lo mejor o que “qué bonita es la cerámica de Lladró”. También con los años voy callándome.
  11. O, cuando estoy trabajando muy concentrado en algo “en campaña” (no publicitaria; pensad más bien en Rommel que Ogilvy) quitar de la mesa TODO lo que no sea el pecé, aperiféricos (sic) y documentos para dejar espacio al expediente que sea. Que yo lo vea bien, que respire.
  12. Quizá sería manía... pero no, no creo. Lo de los relojes: veinte o así, llevar cada uno en la ocasión adecuada –uno cada, vez, no esas cosas de llevar dos-, pero no mirarlos tan apenas (impuntual perdido).
  13. Porque lo de no dejar los libros a medias –salvo Ulises-, ni salirme de las películas –incluyendo las bazofias más infames- no constituyen manías. No.
  14. Y naturalmente, dependo del sol. Los días nublados me desmontan.
Huy! No eran cinco sólo? Urgh. Verborragia, as usual.

Pero lo que digo: soy un soso. Tengo costumbres, no manías. Cuasihomicidas, algunas de ellas, pero nada más que costumbres. No sé por qué me han pasado el meme, que le reboto a Xurri, a Dwalks, al Sr. D. y a Kurt.

8 comentarios:

Exagerada dijo...

Qué gustazo encontrar un hombre así de libre!

Xurri dijo...

Hans, me has recordado a Jack Nicholson en "as good as it gets".

No obstante, sabe (tú) que comparto varias de tus manías, especialmente el tema material de escritorio, y aunque tengo preferencias (SIMILARES) por los edding y los staedler del 2, no soy tan restrictiva con las marcas.

Lo tuyo con la ropa es tremendo.

Y el passing-shot encajado. Me encantan las listas de cosas, especialmente si hablan de moi.

Awake at last dijo...

Das miedo, XDDD

Besos!

Mayte dijo...

Jajaja! Te superas a ti mismo!! Jajaja! Tu mujer definitely es quasiperfecta, seguro! Congratulations!

Bereni-C dijo...

Esas costumbres (¿seguro que no son manías?) con el material de oficina me es muy pero que muy familiar. Yo también tengo lápices afilados como para matar, un marcador de cada color y un edding de cada color. Sólo me falta un pilot azul para ser feliz, fíjate qué cosas.

Sr. D dijo...

Acepto, con gusto, su pase, que completaré ASAP.

Hans dijo...

Querida Bere, no tengo pilots jamás porque soy hombre de estilográfica. Tengo algún esferógrafo "bueno" pero lo empleo poco. Prefiero, insisto, la pluma de toda la vida de Dios (dos: verde y azul, como he dicho ;D)

Gachas dijo...

Te comunico, Hans, que Gachas a veces es descuidada y combina azul marino y negro a sabiendas de que es aberrante. Gachas es libre de veras.