27 septiembre, 2005

Ropajes

Contaba Dwalks cómo, en cierta reunión transnacional que había tenido que sufrir, se constataba la lamentabilidad corbatil generalizada.

My Beloved-One ha regresado hoy de London (England) muy feliz, contando de sus diversos éxitos profesionales y no tan profesionales. Entre estos últimos, es de reseñar el hecho de que, mientras que a los asistentes masculinos a la reunión causa de su viaje les habían endosado una corbata de poliester (poliester!!!!?????), ella había saldado el trámite con un paraguas muy plegable e insertable a volonté en el trolley.

Uno de dichos asistentes masculinos, holandés él pero con residencia en España (en Barcelona, por más señas), manifestaba su descontento al respecto, si bien seguidamente reconocía "Claro, cuando yo llegué de Den Haag, llevaba una colección de corbatas de poliester que fueron todas a la basura cuando me dí cuenta de que aquí [en España] las cosas son diferentes". Claro. Quod erat demonstrandum.


Lo de las corbatas tiene su aquél, pero lo que jamás puede hacer alguien es llevar un cacho plástico infame al cuello (salvo, eventualmente, que sea una soga de un centímetro de espesor que haya ubicado ahí con un nudo corredizo con finalidad autoextintiva: cada uno se suicida como quiere, Hans dixit) . Tampoco es admisible echar un nudo zapatero de cualquier manera: nudo-windsor-siempre. Aghs, me estoy poniendo integrista, y no quería yo eso... cierto es que llevo empleando trajes (básicamente clásicos) y corbatas five days a week desde hace dieciséis o diecisiete años y no le veo ni el problema ni la incomodidad; ni siquiera el aburrimiento: puede uno permitirse incluso leves audacias, guiños para el connaisseur (algunas de las corbatas de Ralph Marlin por poner un caso -dije ALGUNAS-, unos botines de Paul Smith, esas pequeñas cosas).

La cuestión 5/7 implica, eso sí, que la mayor parte de la ropa no formal que tengo me dure ilimitadamente, no sólo porque soy cuidadoso, si no porque puedo ponerme cada polo, cada t-shirt una vez cada tres años o así. Como es natural, están los permanentemente deseados que utilizo más (ciertas cazadoras, camisas determinadas y jerseys de cuello vuelto, que me encantan) pero por supuesto tengo muchísima más ropa de la que sería necesaria (necesaria... qué adjetivo tan absurdo en este contexto). Eso me limita y me obligo a no aplicarme a modo, por ejemplo, aquí. Reconoceréis que apunta maneras.

Estoy viendo que el factor corrector (por lo destructivo) a la duración de my weekend clothes va a ser el elemento masculino de la progenie; contra mi criterio y a pesar de mis observaciones no menos que sardónicas, el joven tiende (conforme a la moda) a mostrar el elástico de los bóxers por encima de la linea de cintura del pantalón. Pues bien, como consecuencia de ello, hoy he descubierto que el MUY CABRÓN estaba utilizando unos bóxers Prada (míos, naturalmente). "Vas cómodo, ¿no, Hans Jr?" "Mnnnnmnnsssí, por qué lo dices?".

En fin. Progenie. Adolescencia. Suicidio. Voy a ver si me tomo algo para olvidar.

Abrazos.

14 comentarios:

Hang Tucker dijo...

Eso de la progenie usando interiores del creador me resulta familiar.

Me encantó este post de trajes y corbatas!!!...

Hans dijo...

¿Esa familiaridad trae causa de experiencias como agente o paciente, dilecto Hang?.

Y si, no sé por qué te bancas bien la imagen de encorbatao...

Hang Tucker dijo...

La familiaridad se da por la confusión de estilo, marca y colores. Afortunadamente cambió el estilo y yo cambié por negros o blancos, lo que evita la "confusión".

En cuanto a lo de encorbatao me lo banco re bien, sí. No sé qué sería de mí sin trajes y corbatas five days a week, que por otra parte es lo que corresponde.

El cassual queda para el fin de semana...

juan dijo...

pues yo que pertenezco a las clases que abandonaron la corbata junto con el advenimiento de la nueva economía (que dios salve muchos años) estoy a la vez encantado de ello y a la vez añorante de la corbata.
Lo mejor de no usar trajes para el trabajo es que te los compras de otra manera. Un par de ellos al año, en tiendas absolutamente exóticas, y para llevar sin corbata. particularmente, Etro se lleva una cantidad de dinero lamentable de mi presupuesto de vestuario. Y además te los pones un sábado para ir a tomar cañas con mucha tranquilidad.
Lo malo es que muchos días tienes que pensar qué te pones. En fin.

e-jay dijo...

Lo mío es peor. Soy un elemento de la nueva economía incrustado en la antigua. Así, en mi coche hay corbatas, en mi trabajo tengo corbatas, esperando a colocarse o no en mi cuello dependiendo dónde vaya, con quien me reuna.... Sin personalidad, vaya.

Hans dijo...

Hombre, yo me compro trajes "más-para-el-trabajo" y otros, Juan. Como sabes, Hugo Boss es lo más clásico del mundo... salvo cuando no; hay Prince Of Wales cruzados, pero también trajes color arena con pantalón recto de arriba abajo sin pinzas con bolsillos de plastón en la chaqueta, o trajes con cortes muy muy "antiguos", que unidos a tejilos originales producen un efecto sorprendente.

Pero si estoy de acuerdo contigo en la actitud: generalmente no me pongo trajes en fin de semana.

E-Jay, dada tu condición de hombre de bien, sé que no cometerás la herejía de guardarlas con el nudo hecho (he visto elementos aproximadamente humanos que tenían las corbatas guardadas en el armario con el nudo hecho. TODAS. Ahora bien... ¿dónde las dejas en el trabajo? ¿En un cajón? ¿Y en el coche?

juan dijo...

si no digo que no se pueda ir fenomenal a currar con traje y corbata. yo tengo un par de ellos hechos a medida que son la bomba, elegantes, caen de narices, etc. pero a veces los llevo sin corbatas, con camisas de colores y con zapatillas (o zapatos de esos modernos que venden en bally)

e-jay dijo...

No, eso jamás. Están enrolladas en la guantera en el cohe y en un balda en el trabajo a la vista de nadie pero que parecen estar en exposición.

De todos modos, mi etapa más feliz en cuanto a ausencia de uniformes fue cuando trabajaba en una .com que iba vestido, salvo excepciones, de e-jay todo el rato.

Hans dijo...

Zapatos Bally -o Paul Smith, o cosas así, como dije el otro día- ok. Lo de las deportivas con traje me supera, pero vamos, you know, soy un chico de provincias. Y además no soy de la economía de la nueva era y quedaría como mal, I dare.

Sin corbata, con camisa más "colorida", por supuesto.

Por otra parte, a pesar de tu crítica implícita del uso de los gemelos, suelo llevar. Me gustan mucho.

Btw, no me cabía la menor duda acerca del hecho de que a tus trajes difícilmente se les podría aplicar un calificativo diferente de "impecables" ;-D

Hans dijo...

Si, E-jay, estás en lo cierto: las innúmeras start-ups, si bien no repartieron $ati$faccione$ a todos por igual, si que generaron tranquilidad estética en mucha gente, que podía excusarse ortopedias indumentarias que no le eran propias (y es que ESE es el asunto: salvo en casos en que formalmente sea lo debido, es perfectamente razonable que se vista de manera que uno se sienta cómodo... Y no sé yo por qué, pero los ingenieros y tal no se adaptan bien a las camisas que no tengan bolsillo en el pecho para llenarlo de rollers, bolis y portaminas de 0.5 y 0.7 jurljurjurl...).
:D

_R_ dijo...

Golpe bajo hacia los ingenieros, Hans, cruel pero cierto.

Yo he acabado prefiriendo el traje+corbata porque normalmente la alternativa es polo+dockers+nauticos y eso si que no. nunca.

Hang Tucker dijo...

Estoy anonadado, sinceramente, por la diversidad cultural que aprecio en este post, puntualmente en lo que hace a la vestimenta y al "buen vestir", parafraseando a un clásico.

Yo me siento muy cómodo, extramadamente cómodo, en traje. Preferentemente con camisas blancas o tonos pastel, lisas. Las rayadas o con fantasía, salvo excepciones, me parecen pijamas. Las corbatas, lo confieso, son una obsesión enfermiza. Tengo corbatero personal, un profesional de la vestimenta que hace visitas en los despachos gerenciales y gusta mucho de tomar un café conmigo. Las guardo en dispositivos apropiados para la hora de proceder a su elección y me gustan más si vienen en seda italiana, aunque la moda es caprichosa y te mete otras tramas que -aunque excelentes- hacen que se deformen y parezcan más de acetato que otra materia más noble.
Los trajes los uso en la más variada gama del gris, según la temporada. Los zapatos siempre negros, abotinados y con hebilla, medias invariablemente negras.

Mi ocupación bien podría permitirme el cassual, calidad mediante, pero el traje todavía es símbolo de élite en la city e incluso en las nuevas áreas corporativas. Ahora bien, el fin de semana no me pongo un traje ni muerto, cosa que por Buenos Aires no sería bien visto por otra parte. Y en eso somos bastante informales, jeans u otras telas según la estación y encima lo que venga. No he podido, eso sí, ponerme un zapato náutico jamás, prefiriendo los más formales en nobuck o gamuza.

Y basta de tanto detalle... que parece un puticlub...

Xurri dijo...

ANONADADA me tenéis, chicos, con tanta atención al vestuario. Me sorprende cuan delicados y elegantes sois, caballeros. Chapeau.

Mi costilla (ocupación científica-académica)reniega en hebreo cada vez que le indico que debe renovar sus boxers, lo cual le indico por vérselos asomar por un roto de sus invariables y añejos levis 501, roto que me viene señalado por el pasmado cocodrilo geriátrico de su polo invariablemente negro o marino. Con la planta que me tiene...y como ignora lo que le compro! y esa reticencia obcecada: "cariño, y unos pantalones??? Pá qué,ya tengo unos. Sí corazón, pero están rotos. Bueno pero no se nota casi. Trae por lo menos, que te los coso. No mujer, deja, deja."...aiiiiss, que cruz!!!

Hans dijo...

Oh, cierto lo que dices, Dulce Xurri... En otra era fuí yo profesor de la Magna Mater de por aquí. Como lo Cortés no quita lo Pizarro, y ya entonces (24 tiernos añitos, qué precoz fuí... esto lo contaré en otra parte, jurljurljurl) tenía muy claro que cutreces, nein, danke, era curioso contrastar los estándares indumentarios hanseáticos con los de su Señorito (Sir, yes, Sir) y demás catedros zaragotham-anos. Y es que, ciertamente, el profesorado universitario -y especialmente el de ciencias (considerado ampliamente)- manifiesta una dejadez al respecto notable.

BTW, Xurri, querida: eres la primera dama en entrar en este hilo. Me alegro (estaba empezando a preocuparme). Y sí, por supuesto que nos preocupa (incluso la postura faif-ou-uan-til-dez de tu Santo es una muestra de eso mismo, pero al revés :D)