01 mayo, 2009

Jordania


Nuestro primer -y último, asumo- taxista jordano bebe café, fuma, habla por el móvil, conduce y se caga en los muertos de todo lo que se menea en derredor, todo a la vez. Es meritorio, ciertamente. Avanzamos por la que, en una primer aproximación, es la ciudad más fea que he visto en mi vida: Ammán. En una segunda, no: TODAS las ciudades jordanas que he visto, salvo partes muy concretas de Aqaba quizás, son aún más feas.


Jordania, un pais desastroso cuya arquitectura 'moderna' (un decir) acabaría con los nervios de cualquier persona con mínimo criterio estético, la población es amable, los niños encantadores, la cerveza accesible, la comida rica, los pistachos sensacionales, y, ante y sobre todo, un pais que tiene Petra dentro. Sólo eso justifica el viaje. Luego se tiene lo de pasear por el desierto en los muy destruidos jeeps de los beduinos (ah, el encanto de los Land Cruiser Mk. 1: ¿cómo coño aguantan en manos de esos cafres?), lo de los hoteles-para-infieles cómodos, gratos y con playa privada y gimnasio equipado con máquinas pitufo-size, y la marranada esa de pringarse de lodos después de comprobar que, en efecto en el Mar Muerto se flota más y mejor, y el culo se te sale p'afuera si te pones cara abajo. Eso, como generalidades.

Siendo concretos, ya saben los amables-y-escasos (y ahora más con la decadencia de la blogosfera) lectores de Vladivostok que el Comité Central de la Asociación Provincial de Agrupaciones de Asentadores de Plantas de Jardía -y con él su Kapellmeister, que coincide que soy yo- tienen un viaje-de-trabajo (wtf?) al infinito y más allá, y este año fue Jordania, cosa muy satisfactoria dado que MBO se tenía que poner morena para la boda de MBO's-bro' (3rd) que se celebró en 2009-04-18. Soit, que nos fuimos de Semana Santa a Tierra de Infieles. Un no parar nuestra vida, señores, un no parar.

El viaje de ida, para qué negarlo, comenzó torcido, Si bien es cierto que la salida de Zaragotham se había fijado a la muy civilizada hora de las 11.30 -siendo además todo el mundo extremadamente puntual- hacia las 13.00 nuestro guía, pálido el semblante, confirmaba que nuestro cómodo vuelo de las 17.30 se suspendía, y que volaríamos... en fín, cuando tocase, o a trozos, o vía Sebastopol, Zimbabwe o Frankfurt-am-Main.

No fue tan grave: sólo salimos a las 04.45, habiendo previamente cenado en un sitio adecuado en BCN (Cal Pintxo, en concreto), y de cojón.

No aburriré con relatos pormenorizados: sospecho que el viaje tipo a Jordania se parece bastante al nuestro: llegamos a Ammán, fuimos al Monte Nebo y a la fortaleza cruzada de Kerak, al día siguiente visitamos ampliamente Petra (que, insisto, es EL lugar), nuestro siguiente día fue en el Desierto de Wadi-Rum haciendo el cafre por las dunas (si: el desierto de Lawrence de Arabia; y sí, al regreso releí fragmentos contextuantes de Los siete pilares de la sabiduría; la holganza desaforada y con cruceritos en Aqaba y alrededores nos dió para dos días más; a continuación fuimos al Mar Muerto y rematamos en Jerash, impresionantísima, imponente, hermosa, probablemente la ciudad romana en mejor estado que he visto jamás (y recuérdese que uno viene de Zaragotham), y en Ammán (interés cero). No os aburriré, insisto: las cosas señaladas merecen todas la pena, pero sobre todo Petra, Aqaba y Jerash.

Es de citar nuestro guía local, Mohammed (¿como no?), un elemento de lo más contundente: ah, qué cariño en sus palabras en relación con el Estado de Facto de Israel y los territorios palestinos invadidos por Israel, etc. Me recordó tanto otras situaciones con cierto guía croata...

En fin, queridos, que Jordania, esa soit dissant Monarquía Hachemita (trad.: dictadura teocrática) mantiene el buen orden de las calles con cantidades industriales de policia de todas clases, incluyendo tipos con uniforme mimetizado comando y M16 de la versión más reciente. Ni un robo, ni una incomodidad aparente, nada. A las casas, sin embargo, parece que les hayan dejado las melenas engominadas y sin cortar.

Hoy no hablo de libros. Tanto tiempo ha pasado que he perdido la cuenta y la referencia de cosas que debería haberos recomendado. Sólo debo decir que se va programando el cuatro bolo de la gira 'El reton-no de Los Modos'. Y que esta tarde he ido al cine a ver 'Déjame entrar' (un seis y medio sobre diez siendo generoso) del mismo modo que el fin de semana pasado disfruté con mis dos UPF's de 'La montaña embrujada' (pasable: merecerá un sietecillo).
Seguiremos informando.

8 comentarios:

Awake at last dijo...

No puedo evitar imaginarle con el sombrero de Indiana a caballo por allí, herr Hans, XDD

Mks.

El Baile del Milano (Jesús) dijo...

[offtopic]

Hola, te he enviado un email a la dirección que pone en tu perfir de blogger sobde DDVYR... cuando encuentres tiempo, a ver si me puedes responder please...

Visitad: http://nochesdevinoyrosas.blogspot.com

pcbcarp dijo...

Aahh... Yo por eso me inclino más por visitar los bares indígenas. Así no te llevas decepciones y siempre pegas la hebra con alguien.

marqués dijo...

Divertido el periplo y la crónica Jordana.
Tiene razón con la decadencia de Jordania y de los Blogs. Con el tiempo éstos serán a Facebook lo que lo relojes mecánicos a los digitales o las plumas a los bolígrafos: un ejercicio de estilo. Bueno, hasta FB está pasando ya, lo de ahora es más breve todavía 140Twitter. De ahí al monosílabo sólo hay un corto trecho. Tras este discursete de abuelo cebolleta me despido, cordialmente.

Hans dijo...

AWAKE, pues no me sentaría nada mal, aunque soy más de panamá.
JESÚS, ya le he correspondido a V. adecuadamente :D
PCBCarp, lo cierto es que la cerveza local replica las lager y pilsen europeas. En fin, la suelen servir fresquita.
MARQUÉS, como creo que V. sabe bien, yo empleo básicamente relojes mecánicos y exclusivamente estilográfica. Lógicamente, debo mantener el bló: el féisbuc no acaba de motivarme, esto me parece mucho más interesante, a fuer de verborrágico.

Maine dijo...

No sé cómo he llegado aquí, hasta las puertas mismas de la ciudad de piedra, pero me alegro, y volveré :)

Hans dijo...

Bienvenida, joven MAINE. Paséese V. lo que quiera por los pasillos de los vagones del cybertren éste. BTW, viene V. rebotada, de seguro, de SINDRO. Me juego algo.

Maine dijo...

Pues ha acertado, querido, y no sólo en lo de mi especial inspiración... ;) Si me permite, es una lástima que actualice usted tan de tarde en tarde...