15 septiembre, 2008

¿Caprichoso, yo?


El pasado fin de semana (es decir, no ayer-y-antier, si no el anterior. Vamos, los días seis y siete) fue una cosa un tanto mixta; la noche del viernes transcurrió desaforada y frívolamente. No puedo contar con detalle esto último: cuando alguien con suficiente ascendiente sobre mí vió como empezaba a anotar en una libretilla detallitos para una posterior redacción, fuí fulgurantemente censurado. Hubo chicas divertidas y juguetonas -even dangerous- y un joven, en particular, sumamente ¿cómo decir? atractivo a decir de las féminas juzgadoras. La cosa terminó bien y sin daños para ninguno de los afectados, he de decir.


Al día siguiente nos fuimos a MAD a una boda. El programa de la operación era brillante: AVE a la hora de comer, llegar, minisiesta, ceremonia en una capillita de Las Rozas talmente que si estuviese en el Corn Belt en los USA (sensacional el coro gospel, btw), cena y copas en el propio hotel en que descansábamos. El domingo el plan era parecido pero al revés (comiendo de nuevo en el AVE y sesteando at home).


A pesar de la trasnochada, el tal domingo nos levantamos con renovadas fuerzas, tan renovadas que me estalló un vaso (llamado a contener zumo de naranja natural) en la mano, lo que sirvió para teñir el suelo del buffet de rojo y para que hubiésemos de pasar parte de la mañana dominical en el Gregorio Marañón, manteniendo yo un intercambio de opiniones con la médico de guardia, que concluyó con mi palma de la mano izquierda (nota del autor: soy zurdo) repujada con dos puntos de color azul. Muy fashion. Cuando llegamos a Zaragotham aquella tarde mi hijo aprovechó para salir de su general mutismo y señalar 'parece que, en efecto, el gimnasio te está sirviendo para algo, pero cuida, no sigas escachando vasos'. Hiena.


La semana pasada (es decir, la que concluyó ayer) transcurrió entre que toreaba consecuencias desaforadas de esa no-crisis (a decir del demoníaco Zapatitos) que estamos sufriendo, y dió en concluir mediante un fin de semana no desdeñable. El sábado tarde y noche lo pasamos en La Expo (bebiendo más de lo razonable, he de reconocer. Conforme a mi norma de comportamiento, no deben beberse cocktails antes del anochecer; sin embargo, a las ocho y cuarto estábamos tomando Negronis y Martinis en la terracita de Italia, escuchando a un excelente cuarteto de Jazz), viendo a Calamaro (ahí la cosa pasó a cerveza. Cerveza nepalí. Lo juro) y rematando en el Pabellón de México (margaritas, los demás, y reposado con sangrita y lima, yo).


Y bueno, como ayer por la mañana me quitaron los puntos, y como carpe diem (con dos), decidí que era imprescindible. Mis hijos me tildaron de caprichoso. Los muy perros. Yo sólo sé que me alegro de no haber perdido la movilidad de la siniestra, de manera que, ad celebrationem causa, ha sido inevitable hacerme con ella.

Justo de ese color, justo de ese modelo. Y suena de cojones. Y qué ensayo, ayer tarde, con el nuevo apero. Que lo sepan Vdes.: no tardaré en en colgar la dirección del correspondiente MySpace, en el cual figurarán pormenorizadamente detallados lugar, hora y fecha del bolo del regreso de Los Modos.

Cuídenseme.

15 comentarios:

Iván Payá dijo...

Oh. Buenas noticias. Datos del myspace ya.

Qué cosica la foto que has colgado... Me he quedado mirándola como casi un minuto. Como cuando me quedaba mirándola pegada al cuerpo de Slash cada vez que ponían en la tele un vídeo de los G'n'R. Nunca he tenido la oportunidad de tocar una (de ese modelo, quicir; otras Gibson sí he catado), por ello te envidio.

Yo también hice explotar algo de cristal con mi mano. Fue hace unos 10 años y fue un jarrón. 13 puntos (10 en la palma y 3 en la yema del meñique) en la mano derecha. Nota del comentarista: soy diestro. Y en aquella época se acercaban exámenes de septiembre. Contra todo pronóstico, los saqué y con nota.

Abrazos.

Hans dijo...

Slash dice... Grrrrr.
Si, lo reconozco, las Gibson son una cosa un poco más hard que mis habituales Ric y Fender.
Lo cierto, sin embargo, es que la primera guitarra buena que tuve fue una Suzuki réplica de una Les Paul Custom, y siempre he tenido querencia por las Les Paul.
Pero bueno, esto es una Classic, y el pelos ése (;-D) y yo tenemos poco que ver.
Por cierto, que cuando quieras, por supuesto, podrás probarla.
Y el MySpace no te lo doy aún que está un poco a medio guisar y hay que mejorarlo (entre otras cosas, reseñar los datos de nuestro batería y nuestro bajista y meter algo más moderno que la maqueta). Lo que desde luego espero es que el finde en cuestión (bastante próximo, advierto) estarás en Zaragotham.

MedinaSidonia dijo...

Vive Dios que espero ese regreso de Los Modos como si U2 fuera a tocar delante de mi casa, como si Joey, Johnny y Dee Dee Ramone resucitaran y como si... qué demonios, como si fuera a ver otra vez aquel concierto en el Club de Tenis de Mañolandia en los ochenta.
Por cierto, he visto comentarios tuyos (muy acertados, por cierto), en ese blog tan estupendo del buen vestir y mejor calzar. En concreto (o sincreto) sobre el uso del abrigo.

Ana dijo...

Ahí va, ahí va...Todos tenemos manos muñoneadas, pero no todos tenemos esa guitarra:-...arggg, y espumilla provocada por el acceso de envidia-.
Me sumo a las reivindicaciones: myspace ya. Que yo esa casette, a diferencia de varias personas de mi entorno, nunca la caté,claro.
Besos desde la escombrera septembril, menos mal que el concierto de Los Modos es un oasis en medio del otoño que nos espera y una excusa excelente para ir a esa ya lejana ciudad nuestra.
Hala,hala, a disfrutar. Ah, y que sus hijos tienen razón con bastante frecuencia,jiji.Besicos.

cocoliso dijo...

Bienvenida sea la nueva miembra de la familia, oh Hans sapientísimo! Y recuerda (veo que olvidas las bases de la civilización occidental) que mezclar es malo-pero-que-mu-malo. Y no dejaré de contribuir una idea para la próxima redecoración de la vivienda familiar: http://www.stormymondays.com/rainydays/2007/06/. Y ya date un buen paseo por el güep de Jorge, que tiene cosas bien chulas. Abrazo gordo.

Hans dijo...

DUQUE, mi muy querido amigo: ese concierto fue toda una manifestación de principios (aunque no fuese especialmente bueno, strictu sensu). En todo caso, está bien que haya un Notario de los hechos acontecidos en 1986 entre nosotros :D.
ANA, igual a tí te discrimino positivamente y doy la dirección en privado para que puedas escuchar la maqueta ;-D. En cuanto a los hijos, MBO los viene definiendo con una sola palabra, en los últimos tiempos: INSOPORTABLES :-D.
COCOLISO, empieza a ser una famila MUY numerosa. Tanto que me temo que MBO no estará por la labor de ver expuestas las ocho por las paredes del salón. Observo, no obstante, que Jorge no cuelga Rickenbackers en su pared... Curiosa circunstancia. (Nota al margen: no sabes cómo suena la mu' joía. Increíble).

Bo Peep dijo...

Espero que mi querido Mr. Peep no llegue a leer nunca este post. Se moriría de envidia!!!! Si es que no te privas de nada...

Hans dijo...

Vaya, vaya, Mrs Peep... ¿de modo que Mr. Peep también tiene aficiones hexacuérdicas? Pues nada, nada, incentívale la afición, que es muy buena cosa para la salud mental.

Iván Payá dijo...

Jajajaja, ya sabía yo que Slash iba a provocar incómodos movimientos del lector-autor en su butaca... Para mí tampoco son grandes santos de mi devoción, pero oye, fueron grandes a su manera, en su espacio y en su momento, todo hay que reconocérselo. Aunque Axl sea uno de los seres más horteras e insoportables que haya parido madre desde el principio del universo.

Pues majo, no tardes mucho en dar la fecha de ese concierto, a ver si me la hago yo coincidir con algún viaje a Zaz!! Ten por seguro que si allí estoy, al concierto que iré. Es el comeback más esperado de los últimos tiempos, como para perdérselo... Por cierto, quiero pinchar algo de Los Modos en mis sesiones, así que a ver cómo lo hacemos... Ya te adelanto que la maqueta anda "perdida" en los Pirineos, así que tendrás que pasarme algún mp3 o algo...

Y no me dejes soñar con tocar esa maravilla, anda, por favor, que me pondría nervioso sólo de pasarme la cincha por la cabeza...

Cayetana Altovoltaje dijo...

No me puedo perder ese concierto. Y qué quiés que te diga... tu hijo, más razón que un santo :D
Eso de no tomar cócteles antes de las 8... ¿se aplica a los gin-tonics? porque ese gin-tonic de las 4, de las 5, e incluso el de las 6... gloria bendita.
Ale, a cuidarse y beber en vasos de plástico, je.

Dr. Kylldare dijo...

¡Me sumo a la petición de datos del myspace!
Saludos

Awake at last dijo...

Me creeré lo del MySpace cuando lo vea, :-P

(cuídese esa mano)

Mks.

Hans dijo...

IVÁN, el problema es del jevi en general, incluso en sus versiones más floripijas (Armas y rosas: vaya mierda nombre pa' jevilones. Demasiado pelucón. Y chisteras. Y ... aghs.) Pero sí, tienes razón: como buen número de bandas 'hard' tuvieron su ubicación espaciotemporal (incoincidente en general con la mía :D).
CAYE, todo depende del momento y lugar. Es como el vino, el vino no es alcohol es cultura. Con los GTs es algo parecido, creo...
MR. KYLDARE, MRS AWAKE, vid infra :D
PARA TOD@S: Si nada se jode, será la noche del 1º de Noviembre, en la Sala Z. No os doy el MySpace de momento, por respeto a nuestros nuevos compañeros, los Sres. Kühnel y Jáuregui (bajo y batería), pues la única foto es de 1986 (y no es cuestión)

Achab dijo...

Es Myspace está tardando lo suyo. Conste en acta.

Dr. Kylldare dijo...

... Pues esa foto añeja a mí me vendría muy bien.
Salud