04 marzo, 2008

TENSIÓMETRO (o “Dé-ba-te, II”)

Tres de marzo de 2008. Son las 21.30. Llego a casa, abro el portafolios y saco Saber perder, de David TRUEBA, así como Madrugadas, libro de un amigo mío recién publicado (nota mental: hacer entrada del bló hablando de libros de amigos y conocidos, que en los últimos tiempos se prodigan) y un autógrafo de Pep GUARDIOLA estampado sobre una bolsa de los Portadores de Sueños (que es donde tuvo lugar el acto).

Meto, a cambio, mi nuevo Vaio, junto con el módem USB que me vendió Laura la semana pasada para poder estar permanentemente conectado (me siento de lo más moderno: casi a punto de abandonar la cybertorpeza, oiga), el multiplicador de puertos USB (¿os dáis cuenta, qué nivel de solvencia técnica?) que compré en la FNAC a la vez que La Piedra Sagrada (Clive CUSSLER. Thriller irrelevante de los de llevarse a esquiar) y el último de Mercedes ASENSI, esa chica/señora/escritora que no sé yo muy bien definir: entre maruja ilustrada y protoescritora de thrillers con flanco histórico/intelestuá/filosófico. No la critico con crueldad, ojo: es que no sé dónde encajarla (a martillazos).

También me hice ese día con El hueso y la carne de Tarik y la Fábrica de Colores y un disco de las Charades, un producto muy conveniente por lo que respecta a armonías de voces que me ha sorprendido mucho. Debería hablar algo de música moderna española, dado que en los últimos tiempos estoy empezando a recuperar la fe, aún a golpes de bandas medio punk-pop como Lula.

Por aquello de las cosas a las que me dedico profesionalmente en la vida de ahí afuera y los estreses que sufro, hace algún tiempo me fue recomendado por facultativo que me hiciese con un tensiómetro, con el que periódicamente verifico mi estado tensional (yo mismo mismamente sin el concurso de nadie). Efectúo esta noche tres tomas. Primera, relajado, pensado el grato acto del que recién he llegado: la puesta en sociedad de un libro inteligente escrito por un tipo inteligente presentado por tres tipos inteligentes, qué gozada: 124/73. Segunda: reflexión: hoy es tres de marzo; esta noche es el putísimo debate: 138/73. Última toma, pensando en blanco y a toda velocidad por Marmotas en Cerler. Placer, relax. 123/72.

Corolario: el debate, a pesar de lo que dije la semana pasada, lo va a ver Rita La Cantaora. Lo político me es una pasión, qué hostias, como sabe cualquiera que me conozca, pero entreveo que es una pasión malsana, a la vista de lo que se vive en España hoy en día, a la vista de sus protagonistas y personajes secundarios, a la vista de lo lejos que me veo a veces obligado a llegar en mi pulsión dialéctica y en mi amor por ir a la contra del pensamiento dominante de hoy. Hoy, pues, que le den.: prefiero mantener mi 12/7.

Como contrapartida, y según decía más arriba, mi primer momento tensiómetro: Luis Alegre, Daniel Gascón y Pep Guardiola presentan la nueva novela de David Trueba. Como MBO estuvo a punto de decirle al autor –pero no lo hizo, somos gente civilizada y lo mismo se consideraba una grosería- cuando fue a recabar su autógrafo al final del acto, yo a David Trueba le admiro por su inteligencia-condición de buen escritor y, no menos, por haberse casado con Ariadna Gil, que no deja de ser una musa para cualquier persona de bien.

La presentación fue una formidable articulación de ingenio a tres (bueno, a cuatro: el propio Trueba coadyuvó a su autopresentación con gracejo y destreza); yo, que como mis lectores saben bien soy antijurgorístico, disfruté constatando que un jurgorista, y más en concreto el susodicho Guardiola (perdón: futbolista) puede ser un tipo sensato, con buen gusto, con sentido común, incluso considerando su condición de taxista circunstancial. El muy joven Gascón pronunció muy sensatas palabras asimismo. En fin, que muy bien. Además, no sólo se recabó la firma de Trueba en su último libro (que MBO ha hecho suyo a efectos de primera lectura), si no también una del Sr. Guardiola para UPMM, que –creo- es muy del Barça (no sé si eso es bueno, malo o regular).

Todo el acto me recordó un momento anterior a la última glaciación en un garito que frecuentaban Luis Alegre y David Trueba, el Bambalinas, en Zaragotham, local que era también el local de parroquia (muy à la Cheers) de la panda de mi hermano, que por cierto tiene justo la edad de Trueba y que por cierto siempre estuvo secretamente enamorado de la joven Ariadna Gil, a la sazón hermana de los Gil de Brighton 64 (para la comprensión de todo esto, referenciémonos al pasado mod de Hans). En el Bambalinas la panda de amigos de mi hermano estaban siempre a punto de darle dos tortas a Jorge Sanz, que siempre fue un poco chulito madrileño con las niñas que, ilusionadas, se acercaban a pedirle un autógrafo. Digo chulito porque no creo que mida más de 1.52. El muy mierdas.

En fin, que debería hablaros de mi fin de semana en la nieve o de la llamada de mi hijo que, desde Windermere, conseguía sacarme de la ofensiva combinada de la hora de cenar de las tres jóvenes arpías que pueblan mi casa y se conchaban para fustigarme, contándome el acto efectuado por la Royal Navy en el Colegio para conseguir reclutamientos ("Papá: zapatos blancos, medias blancas hasta la rodilla, pantalón corto blanco: qué pinta llevaban"), cosas todas mucho más interesantes que el puto debate que, según creo, fue un coñazo. Perdón: otro coñazo.

Hale, que vaya bien. Mañana miércoles es fiesta en Zaragotham, de manera que tendré opciones para nuevas tomas equilibradas de tensión. Fijo.

7 comentarios:

Awake at last dijo...

Yo tampoco lo vi, ¡y no me he muerto!

Vigíleme usted esa tensión, :-/

Mks.

Juan dijo...

me encanta el tensiómetro como guía o lazarillo televisivo. Lo malo es que no hay huevos de usarlo para gente. Imagina: estás en un bar, llega el típico plasta, te pones el trasto ese y le dices: lo siento, macho, pero me subes la tensión (o me la bajas hasta el sótano), te pires porfavó o algo así.

Y en otro ámbito de cosas, recordar aquel mítico trailer de una peli española que decía: 'Con los mejores actores del cine español, y Jorge Sanz'. Pues eso.

casta dijo...

Hemos coincidido hoy yo también hablo de libros, aunque esta vez no me recomiendas ninguno, jopetas!!!!

Ana dijo...

Me alegra ver que se lo pasó tan bien en la presentación. Coincidí con ellos, excepto Guardiola, en una cena en Navidad en Casa Emilio, invitada por Daniel y su hermana Aloma, y constato que son personas encantadoras y que se lo pasan en grande trabajando y con los amigos.
A ver si le contesto a sus corteses comentarios que tanto se agradecen, pero es que he estado más mala que Ángel Cristo. A mí, la tensión se me acumula en el cuello, llegando a usar un favorecedor collarín la pasada semana. En fín, tengo a un expulsado delante y diez días también por delante para las vacaciones y dejaré de hacer monólogos con la gata. Ancha es Castilla.

Hans dijo...

AWAKE, lógicamente ;-D
JUAN, te juro que he pensado alguna vez llevármelo al despacho a tal efecto.
CASTA, no te preocupes. En todo caso te veo muy enfrascada en la serie de 'La Brújula Dorada' :D
ANA, parecen un grupo de lo más agradable. Lo de quitar la primera letra del propio nombre tiene su aquél, BTW (no sabía que eran hermanos). Te sugeriría un tratamiento 'No country for Old men' para tus alumnos impresentables, pero lo mismo es un poco excesivo. A partir de este sábado, no, del otro, nos vamos de viaje, pero si antes estás en Zaragotham... please, call!

Ángel dijo...

Tenga cuidado con esos aparatos, que acaban creando adicción. El hermano de mi santa, tan gordo como inactivo, o quizás precisamente por eso, tiene uno y se toma la tensión varias veces al día.

Y no se lo lleve al trabajo, que está el patio laboral como para dar un patinazo.

Labana dijo...

Hola, te invito a que veas la entrevista que Mara Torres y Carlos del Amor le han hecho a David Trueva en La 2 Noticias sobre su nuevo libro, en nuestra página tienes el vídeo, y si te apetece comentar, opinar... puedes utilizar allí tb los comentarios.

Vídeos de entrevistas en La 2 Noticias

Saludos,

Mara Torres Página no oficial (Labana blog)