04 julio, 2007

Responsabilidad, coño.

Siguiendo con ese tono melancolioso que teñía parcialmente la entrada anterior, y sin perjuicio del bandazo que le daré a ésta seguidamente, viene ahora a mi memoria el piso que ocupaba QL/MBO en MAD a principio de los 90. QL, que ha tenido siempre mucho sentido común, decidió, una vez concluido su máster del universo a mediados de 1990, que se quedaba a trabajar en MAD y que, puestos a hacer semejante cosa, convenía vivir a proximidad de su trabajo. Cosa muy sensata: por cuestiones circunstanciales, su piso de estudiante estaba ubicado en un sitio claramente inadecuado: Calle José Barbastre: busquen, busquen.

Su segundo piso, en pleno Barrio de Salamanca, fue (aparte de un paraíso en la tierra para éste que escribe por obvios motivos de inmediatez con la mujer amada) la bomba: tenía una terraza inmensa sobre los tejados de MAD, y, en razón de ello la base –probablemente- de mi definitivo amor por la Villa y Corte. Hoy la cosa, con eso de cerrar los garitos a las tres, ha palmao bastante. Ir al Penta en 1990 ó 1991 implicaba atravesar un atasco de la hostia en la Glorieta de Bilbao a las 04.00 de la madrugada. Hoy será como pasear por un cementerio, supongo.

Cuando llegó el último atardecer en aquella formidable terraza apenas pude contener las lágrimas. Claro. Entre tanto, habían pasado muchas cosas: mi muy-mejor-amigo D. había estado viviendo en el piso –modernidad sorprendente en los 90, advierto- junto con MBO y junto más gente, siempre –casi- estupenda. Y una de las que más, C.

C. era una periodista completamente aventada a quien le costaba lo indecible levantarse por la mañana (descarao: ése era el motivo de dedicarse a ese negociado). Trabajaba –era muy buena en lo suyo- con alguno de los periodistas de rancio abolengo de la Patria y tal. Lo gracioso fue cuando una noche conoció al joven Diplomático Yankee (JDY). Gran tipo: uno de esos modelos que uno pone para demostrar que los yankees son en muchas ocasiones gente con cultura, buen gusto, formación superior de alto rango, educación ilimitada y criterio a la hora de combinar chaqueta y corbata. C. se enamoró como loca de JDY y contrajo matrimonio con él para irse seguidamente a lejanas tierras.

Y entre esas tierras lejanas –y ahí es donde quería llegar- estaba Yemen. C. es, como queda dicho, la esposa de un diplomático americano. USA es uno de los pocos estados occidentales que tienen legación en Yemen. Como todos habéis visto en las pelis, USA garantiza un blindaje de mil pares de cojones a sus súbditos en cualquier parte del globo. C. ya nos contaba hace casi DIEZ años (ni bombas de atocha ni WTC ni Dios que lo trujo) que por Yemen JAMÁS debe uno ir sólo si es occidental, y MUCHÍSIMO MENOS si, además, es mujer. Se lo habían instruido al llegar y ella lo había comprobado personalmente.

Yo lo siento mucho por estos chicos, pero vuelvo a lo que decía hace algunos días: uno debe asumir las consecuencias de sus actos; uno puede, en legítimo uso de su libertad innegable, decidir que se va a Yemen, pero Yemen no es Benidorm. Eso es así, lo tomas o lo dejas. Si luego te escachan un carro hasta las trancas de bombas y saltas por los aires, has de asumir las consecuencias de tu decisión. Nuestro incapaz gobierno tratará de administrar esto, pero esta vez no debería decir nada: no es asunto suyo, no es su responsabilidad. Espero que no se pongan a hablar de lo de la Alianza de Civilizaciones.

Y, yendo un poco más allá, pienso –y esto va que ni pintiparado ahora que empiezan las vacaciones- en el Monte y las cafradas que hace el personal. La montaña es un asunto serio, demasiado como para que un mamón con zapatillas de tenis, polo de algodón y bermudas (eso sí, kakis y con mucho bolsillo) se ponga a escalar un tres mil del Pirineo a las cinco de la tarde. Luego, cuando el helicóptero de la Guardia Civil y sus tripulantes (gente heróica, no sabéis cuánto) haya de salir a ‘sacarles del marrón’, resultará que un idiota ha puesto en juego la vida de cuatro o cinco valientes, que ganan apenas cuarenta mil duros por ello.

Responsabilidad, coño: que empiecen a explicar qué es eso, y menos coñas con las imbecilidades de la ‘Educación en la Ciudadanía’. Gilipollas.

32 comentarios:

casta dijo...

Creo Hans que sólo tienes parte de razón, si bien cuando eliges el destino tienes que ser consciente de a que puedes enfrentarte (esa documentación previa que nadie hace), tampoco no es razonable pensar que tienes la culpa que un loco que pasa por ahi se le ocurra volarte el coche por que eres occidental o cualquier mamarrachada que le pase por la mente.

Hans dijo...

Si, sé que sólo tengo parte de razón, básicamente porque cuando lo escribí estaba pensando más en la idea de responsabilidad personal por los propios actos y su repercusión general que en el hecho en sí. Como es obvio los asesinados no tienen la culpa de nada, de absolutamente nada: sólo me refería a que cuando uno asume riesgos debe arrostrar las consecuencias. Pero vamos, me parece más importante el otro caso, el de los domingueros cafres que se juegan la vida (propia y ajena) en el monte.

YAIZA dijo...

Estoy de acuerdo en parte contigo. Cuando uno decide irse de turismo a un pais de riesgo tiene que asumir, en cierto modo los riesgos a los que se expone. Ahora bien, si pensamos friamente en cómo está la situación actual, ni siquiera tomar un tren de Alcalá de Henares a la estación de Atocha, resulta seguro, o ir a Londres o vaya usted a saber. Lo que les ha pasado a los pobres turistas ha sido mala suerte.
En lo que si estoy de acuerdo contigo es que el gobierno, es este caso particular, no debería tener que tomar ninguna medida al respecto, porque al fin y al cabo ya somos mayorcitos como para saber y decidir voluntariamente donde queremos jugarnosla.

Ángel dijo...

Si le cuento la pelotera familiar que tuve hasta que conseguí que mi madre y sus nueve hermanos (soy el mayor de 32 primos por esa parte) no se fueran a Jordania hace un par de años...

Fui el centro de las iras de todas mis gilitías, hasta que una semana antes de la fecha de partida pusieron un bombazo en uno de los hoteles en los que tenían habitación reservada.

Evidentemente, el viaje se suspendió, pero nadie llamó. No necesitaba un "qué gilipollas y qué catetos somos" porque eso ya lo sé yo, pero un "qué razón tenías" no habría estado de más.

Ángel dijo...

@Yaiza
Está claro que hay riesgos en todos sitios, pero hay que evitar tentar a la suerte. A pesar de la actualidad, es innegable tengo más posibilidades de pasaportarme a la eternidad en Afganistán que en Londres.

GUANDARRRR dijo...

Pues sí... todo eso es verdad... a veces la gente es muy inconsciente, yo la primera aunque no de forma tan cafre. Aishhh. Pero a apechugar toca, pues toca.

Sue dijo...

Ángel, podrás tener o no razón, pero lo que está claro es que en tu familia debes de tener fama de aguafiestas, ¿no?

silviaeny dijo...

uFF QUE SUSTO...Por un momento no entendi la historia y pense que eran tus amigos las victimas del atentado en Yemen. Que mal tengo la nuerona hoy.

Efectivamente uno tiene mas posibilidades de transportarse a la eternidad en Afganistan que en la plaza de castilla a la hora en punta.

A mi tambien me gustaria hacer turismo en Libia (me encantaria y me apetece muchisimo).Me puedo arriesgar y hacerlo (porque no?)
Pero hay lo que hay.

silviaeny dijo...

Tengo esa dichosa mania de querer vivir un largo tiempo.

pcbcarp dijo...

Como montañero retirado por la vagancia que confieren los años, me sumo a que dices de los paseantes vestidos de coronel tapioca y la benemérita.

En cuanto a los viajes, pues lo mismo, al igual que los corresponsales de guerra. Tú sabes dónde vas y asumes los riesgos. Por cierto, que un colega que viaja mucho por zonas conflictivas y motivos que no son del caso, siempre me dice que la forma más segura de moverse por esos sitios es en autobús local (o tren, si lo hay).

Sr. D dijo...

Debe ser precioso Yemen...

Anónimo dijo...

Mira lo que te respondieron en el post de Fary del blog de Arbusto...

Jose dijo...

uno empieza a ser persona con un caracter y una personalidad determinada a partir del momento que es capaz la responsabilidad de sus decisiones. y las personas estamos tomando decisiones en cada momento.

eso esta bien.

y como he dicho en mas de una ocasion: no hay peor ciego que quien no quiere ver.

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Yo, éste año, tenía intención de viajar sola y con dos dedos de frente, decidí que lo mejor era mantenerme en la franja norte del planeta. Se me fue la mano y me voy a Islandia.

Pero sí, creo que hay que ser consecuente y supongo que la gente antes de ir a esos sitios sabrán donde se meten y los riesgos que corren. Es una pena y una putada, pero es así.

mila dijo...

Puestos a hablar de responsabilidad cívica, qué tal hablar de la mayor causa de muerte en nuestro país como es la criminalidad al volante?
Eso sí que me enerva...

ps dijo...

Pues no sabes la que se está armando en el colectivo montañero/escalador/alpinista, con el proyecto catalán de cobrar los rescates cuando concurre imprudencia.
Más o menos hay dos tipos de accidente, el de los aficionados a la montaña, escaladores, alpinistas etc, que llevan tiempo yendo al monte y se enmarronan por asumir demasiados riesgos, o por causas ajenas como tormentas imprevistas, caídas de piedras, aludes etc..

ps dijo...

Luego están los domingueros que se meten alegramente en neveros colgados con zapatillas de deporte,los pringaós que se pierden todos los años en la Pedriza porque no entienden que a las 6 de la tarde se hace de noche en invierno, los que se matan en Picos porque se salen del camino y viene la niebla, los que sobreestiman sus propias fuerzas y se van al monte con chanclitas, sin agua, sin comida y sin chubasquero etc...

ps dijo...

Lo que está claro es que los rescates de unos y otros cuestan un pastón, que pagamos todos. La solución sería cobrar todos los rescates en los que ha mediado imprudencia (o imbecilidad a elegir). Que me tienen que sacar de una pared con helicóptero porque he pensado que estoy más fuerte de lo que estoy, pues pago. (Que para eso estoy federada y tengo seguro). Que me voy a la Pedriza, me salgo del camino, me enrrisco y se me hace de noche, y me tienen que rescatar, pues pago.
Así la gente aficionada en serio, se federa y tiene seguro que le cubra, y los paseantes ocasionales solo pagan cuando son estúpidamente imprudentes. Porque no es lo mismo, que salgas un día a dar una vuelta pises mal, y te hagas un esguince (que le puede pasar a todo el mundo), a que veas el cartel de zona de alta montaña, y como un gilipollas te metas en un glaciar colgado en zapatillas para acabar muerto o gravemente herido.
(menudo rollo he soltado)

mila dijo...

rollo pero la mar de instructivo, ps.bl

_R_ dijo...

Juer Hans, yo que suelo no coincidir en muchas de tus cositas, resulta que hoy me lo has clavado.
Además de lo de los montañeros de findesemana, yo pienso lo mismo con los militares/maderos/picoletos, que se van a Bosnia a ganar un pastizal y amortizar la hipoteca (ojo, que me parece bien) y luego los descuartizan el día menos pensado y todos nos lamentamos y lloramos y condecoramos y tal. Pues igual, si no quieres riesgo ni te haces militar, ni te vas a paises en guerra, mejor te quedas de guardia de seguridad de carrefour, ¿no?

Bohemio dijo...

_R_: Infórmese mejor antes de decir que los militares ganan un pastizal en sus misiones internacionales: rigurosamente falso. Esa afirmación es una ligereza en toda regla y una intolerable insinuación de que nuestros militares son unos mercenarios. Compárense sus sueldos con lo que percibe cualquier trabajador en el exterior sea o no funcionario. Tienen un complemento por misión en el extranjero, pero su vocación de servicio y entrega está fuera de toda duda. Ellos son los primeros en asumir que se juegan lo vida; y lo hacen "representando" a su país.

Hans dijo...

MILA, estoy de acuerdo: eliminemos la criminalidad al volante empezando por las furgonetas a 170 por hora conducidas por inmigrantes con carnets no españoles homolgados sin más, la criminalidad circulatoria debida a la negligencia de los incompetentes gubernamentales en materia de carreteras deficientes, la criminalidad de los conductores drogados o borrachos desconotrolados.... y dejemos que los conductores responsables, serios y cuidadosos consigo y con sus autos hagan bien lo que saben hacer bien en libertad, y sin usarlos como fuente de financiación. Que el imbécil de Zapatos no ose volver a decir que es un logro de su gobierno subnormal la aberración de la gestión del tráfico, por Dios. Panda de hijos de puta.
PS, es exactamente lo que quería decir, sólo que yo había sido menos concreto.
_R_: aunque es cierto que nuestros militares y miembros de cc. y. ff. de seguridad del Estado devengan un complemento por esas misiones, y aunque es cierto que dicho complemento no es en absoluto desdeñable en relación con su (mísero, por cierto) salario normal, es lo cierto que no se trata de mercenarios, ni mucho menos: se trata de gente que cumple con su deber. Estoy bastante con lo que dice Bohemio. La crítica deberá aplicarse a aquellos que determinan qué misiones exteriores deben afrontarse (en su caso, careciendo de medios adecuados). No creo que sea lo mismo un tontolaba que se encorda con sus hijos pequeños con zapatillas para 'hacer como que escalan' (ocasionando tremendos accidentes y arriesgando la vida de quienes habrán de sacarles del marrón) que un profesional que cumple su deber obedeciendo una orden.
El absurdo en España lo han creado -como siempre- los inútiles gubernamentales: una guerra es una guerra y estamos mandando a NUESTROS soldados a una Guerra. Qué hostias misión de paz: a una guerra. Zapatos es un incompetente (es una obviedad), pero es excesivo que pretenda que nos traguemos un cosa diferente de que cuando matan a siete crios en un BMR, estos son caidos en combate, sí o sí. Ninguno de ellos fue en plan mercenario allí (entre otras cosas, te aseguro que un mercenario se lleva muchas más y de modo bastante más seguro): fueron a cumplir con su deber.
Y es cierto que cuando uno se hace militar, debe asumir que ello puede costarle la vida: es parte integrante de su trabajo, parte -aunque suene excesivo- de su deber. Eso sí: aquellos que caen merecen todo nuestro respeto (eso sí, sus deudos deben respetar también su memoria en ese sentido, y no hacer el ridículo en que sus caidos no incurrieron)

Bohemio dijo...

Me alegra que subeminencia esté de acuerdo con lo que digo. Pero eso de que España está en Líbano en una guerra es una completa falsedad jurídica y política: 1. Ahora mismo en Líbano no tiene lugar un conflicto armado, sino que hay un alto el fuego acordado entre las partes contendientes. La situación debe ser calificada como de crisis postbélica hasta que se logre una mayor estabilidad y se desactive el conflicto haciendo mucho más improbable una escalada. El escenario es crítico y peligroso, pero no es una guerra.
2. Buena prueba de ello es, además, que la ONU ha autorizado la misión como una misión de interposición, ergo los cascos azules no son parte del conflicto ni soldados de combate por más que estén dotados de capacidad para usar la fuerza.
Por último, téngase en cuenta que el ataque fue realizado por terroristas afines a Al Qaeda que nada tiene que ver con las partes en conflicto.

Hans dijo...

Bohemio, no digas falsedad, caramba: di 'error', 'inexactitud' o 'una opinión con la que no puedo estar de acuerdo por los siguientes motivos'. Además, las falsedades políticas no existen: la Política es por esencia circunstancialidad, contingencia, flor de un día: ¿cómo coño va a haber falsedades? :-D.
Dicho lo anterior, y como profesor de derecho internacional en excedencia (;-D) que soy he de decirte que JA-JA-JA, triple carcajada ésta en que vengo prorrumpiendo a razón de dos veces al año desde 1990, cada una de las veces que alguien pretender determinar jurídicamente el rango de una situación de conflicto en un estado basándose en el Derecho de la Guerra anterior a la caida del Muro. Ese triple JA se ve complementado por un JURL-JURL-JURL de baja intensidad cada vez que se habla de la acción de los Cascos Azules: oh, maravillas de la NO del Contenido de la Carta, oh excelsitud del control y mandato del CS.
Yoejke -no así con el derecho interno- me he vuelto pelín escéptico: en que veo que hay mil o dos mil muertos y tanques por las calles, y que cada día o dos días hay otras treinta y cuarenta, fíjate que cosa más rara, empiezo a pensar que ahí pasa algo raro: sea 'crisispostbélica', sea 'pelea de bar que se nos fue de las manos'.
Desde que el Prof. Remiro Brotóns articuló la (contundente) crítica del término 'conflicto de baja intensidad', tan caro a la doctrina yank, mi escepticismo crece por momentos. Sobre todo porque es obvio que se aplica uno u otro término en razón, sólo, de circunstancias políticas.
(Lo de 'subeminencia' me ha gustado, oiga)

_R_ dijo...

Oigan ustedes, que lo que he dicho no está reñido con el respeto a los cc. y ff. de seguridad del Estado. Me parecen necesarios, buenos profesionales en su mayoría y ciertamente mal pagados. Y no puedo comparar su comportamiento con el de los domingueros montañeros, pero si las consecuencias emocionales que provocan entre la clase política, la prensa y la ciudadanía lacrimógena. A mi entender ahí tambien falta responsabilidad, falta asumir las consecuencias de las decisiones de cada uno. Yo puedo estar hasta el moño de cuadrar balances y llevar corbata a diario, pero es lo que hay (por más que me queje, claro está) y sino, aun me puedo hacer camarero del Vips. Y es que no me parece un hecho tan extraordinario que se cepillen siete soldados en Afganistan sino una cosa lógica y normal, para la que están formadaos, entrenados y, si, tambien, pagados. Y si se tratan de guerras o no y de las condiciones laborales de estas gentes, es otro tema.

Hans dijo...

_R_, buena precisión, y creo que (por segunda vez en una misma entrada, olé!) estamos de acuerdo: muy exacto lo de las consecuencias emocionales (creo que tú y yo -en mi último párrafo- decimos algo muy similar.)

_R_ dijo...

Olé!

ardilla sorprendida dijo...

Y pregunto yo: ¿las hostias que se dan en los sanfermines las cubre la seguridad social? ¿gratis?

Tamaruca dijo...

A mi me has convencido completamente. De hecho, dudo mucho que haya alguien en la sala con ánimo de ir al monte en bambas o de emigrar a un país coflictivo por un flechazo sin haber meditado antes largo y tendido los pros, los contras y las consecuencias.

Un besico, Hans. Me encantó cómo describiste vuestro ex-piso-comuna :)

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡No tengo tu email! ¿O sí lo tengo? El caso es que no lo encuentro.
Pensé que había comentado esta entrada... en fin, una putada lo que le pasó a esta gente... ¡¡con lo bien que se está de vacaciones en el norte de España, al fresquito!!

Sr. D dijo...

Ahhhh.....La guerra....Desde la carga de las brigadas de caballería polaca contra los panzers alemanes, la guerra dejó paso a una rellerta de taberna, con navaja escondida.

Hans: aun cuando no notes diferencia ( se mueve menos que un BMR de marmol), te indico que Blogger no me deja acceder a mi propio blog. Posiblemente en justo castigo a mis maldades de neocon o por impago de alguna deuda de honor.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Mister Watcher, tiene usted un email ;)