24 abril, 2007

Skate!

Esta tarde.

Salgo del andamio/mina hacia las 20.30, después de mucha faena de aliño, trabajo de muleta, pases, entrada a matar y vuelta al ruedo. Vamos bien, si.

Llamo al mando. ¿Una cerveza de terraza, tal vez? Zaragotham luce sus mejores galas primaverales: no durará mucho más, júrenlo Vdes. sin miedo al perjurio. Imposible: cargas familiares and so on. Ok. Me acerco a ECI, aka el tajo británico, planta discos, busco Neverland de Cindy Bullens en el ánimo de transcribir a Vdes. esta noche (soit, ahora) el texto de una de las más desesperanzadas y hermosas canciones que conozco. Ni hostias, claro: material para iniciados, ergo va a ser que no. Con dos.

Quejoso, me bajo al Super a hacerme con media docena de botellitas de Alberdi 2000, un producto de lo más recomendable, de lo menos arriesgado: de lo más adecuado en un día en que lo que yo quería era adiestrarles a Vdes. en la zozobra espiritual. En no siendo posible, hagámosnos con un asidero sensato. Viña Alberdi, pues.

Elijo. Cojo. Pago. Salgo. Camino. Resbalo. Me la pego. Crasch. 1/6 de mis adquisiciones vínicas a hacer gárgaras. 1/2 de mis compras de mermelada de frambuesa (inconfeso vicio) a hacer puñetas. 1.95 de individuo de traje azul marino con raya diplomática desparramado por los suelos de la Calle San Miguel de Zaragotham. Mal. Dolor anímico (qué mal queda caerse). Dolor físico (en lo que viene a ser el culo). Cabreo por las roturas. Y además... ¿qué coño hago ahora? Las dos bolsas de El Corte Inglés tienen, cada una de ellas, su cuota parte de destrucción vítrea. Joder.

De repente, una voz femenina y juvenil a mi espalda. "Perdone: he visto lo que le ha pasado. En el hotel de aquí al lado me han dado esta bolsa que quizá le sirva". Vuélvome. Conozco a la chica: es una modelo de esta ciudad a la que conozco un poco de toda la vida, a la que -naturalmente- jamás he dirigido la palabra y a la que contesto -naturalmente- manteniendo el tratamiento de 'Usted', agradeciéndole su amabilidad (y aquí no hay coña: me sorprende gratísimamente que esta chica, que naturalmente no sabe quién soy y con quien jamás hablé, sea tan atenta. A tener en cuenta: además de muy guapa, una mujer amable y preocupada por los demás, cuando los demás se ofrecen en su versión 'pringao-que-patina-y-escacha-botellas-de tinto-por-la-rué').

Fin de semana de holganza-y-boda éste pasado en las tierras sevillanas, alojados en el Hotel Rural La Encina, un lugar que es la antítesis del tópico. Antonia y Enrique (Les proprietaires) le tratan a uno como a un hijo (casi mejor, de hecho) en un ambiente perfecto en sosiego, claridad, silencio. Enrique, incluso, me deja su ordenador (aunque hay una red wi-fi, yo, dejado de mí, me lo dejé en Zaragotham). Y qué molletes de desayuno, con su aceitito y su jamón, Dios Santo.

San Jorge, Fiesta en Aragón: el Patrón. Boda en Andalucía, al lado de Sevilla. Gran fiesta. Chaparrón de proporciones tropicales: pobre novia, pobre de mí que ya antes, ya en la Ceremonia, dudé: tres niñas iguales había, sólo que sólo una vestía de blanco nupcial. Trillizas no, pero casi.
El regreso, ayer, parando a comer en Alcalá -el viaje se verificó en esa especie de acorazado sobre ruedas que constituye el coche familiar- en un lugar infame en la Calle Porticada: atiende por Casa Nino: compendio de toda suerte de males restaurantiles: mal servicio, mala comida, mal lugar, mal precio, mal TODO. Nefasto: paradigma del cutrerío patrio, incluyendo la partida de mus berreante à coté.

Lecturas: Por un lado, el último Hornblower (Hornblower y el Hotspur) y Profundidades, de Mankell, a la que ya me referí con anterioridad. Lo primero, material para encoñados de las guerras napoleónicas en versión naval. Chulo, pero sólo para adictos. De verdad. Una especie de Sharpe, pero con vocabulario técnico, lo que es un poco complicado para según quién. Lo segundo, sorprendente: biografía de un hidrógrafo psicópata sueco en octubre de 1914. Sólo puedo decir que Don Henning se ha superado a sí mismo localizando espacios, tiempos y circunstancias vitales para justificar un adecuado suicidio, o así. Me ha gustado, pero no hay huevos para recomendarlo, la verdad.

13 comentarios:

Ángel dijo...

¡Qué buenas las cañitas de primavera en las terrazas, qué putada caerse en la calle y qué atípico (y esperanzador) comportamiento el de la modelo!

Nadie se levanta tan rápido como el que se ha caído al suelo por 'error', cómo empuja p'arriba el orgullo.

¿Es usted de los que mira inquisitorialmente alrededor a ver quién es el mamón que se ríe? Yo sí.

casta dijo...

Me encantan los trajes con rayas diplomáticas...
Como siempre me dejas alucinada con tu cultura musical...

Hans dijo...

Ángel, pues lo curioso es que nadie se rió. Date cuenta, además, de que sonó la rotura de botellas. Y si, a mí también me resulta esperanzador el comportamiento de la modelo. Mucho.
Casta, trata de encontrar la canción: Neverland. Seguro que con esos cyberaperos que manejáis con tanta destreza encuentras alguien en algún lugar del mundo para hacerte una 'copia de usuario'. El tema está también en una recopilación que se llama 'Por los caminos del Americana' o algo así, que editó Radio 3 hace dos o tres años.
Por lo que respecta a los trajes de raya diplomática: a mí también me encantan. En mis armarios hay como diez: grises, negros, azules y hasta uno color arena; con la raya en blanco, en azul, en rojo; de verano, de invierno... :D

Pussy Galore dijo...

A MI ME PASó lo de la caida tras una compra, y se me rompio la botella de leche... lo echó todo a perder, hasta mi reputación!

ATT dijo...

Hans: "Nadie se rió"
ATT: "Yo sí, si bien no tuve la oportunidad de hacerlo en directo"

Lo siento, no puedo evitarlo, en este instante me estoy partiendo imaginándote.

Hans dijo...

PUSSY, la verdad es no sé qué es peor: un manchurrón blancuzco por encima o el 'sutil' aroma del tinto de rioja un poco por todas partes. Y es que ¿es mejor ser un borrachuzo que una participante en bukkakes un tanto osada? :D.
ATT, sós maaaaaaaaala... pero lo comprendo ferpectamente (sic). Era la misma imagen de la impecabilidad por los suelos, oiga. Casi me sorprende que no se riese nadie, ahora que lo pienso.

Xurri dijo...

Ya veo al corteinglesado público disimulando contenidamente, congestionado, casi lloroso, convulso, esperando el momento propicio para soltar la carcajada...

aix, mira, pero a mi me ha dado (un poquito de risa y) rabia que se te rompa el vino y se te manche el traje y, especialmente, que se te rompa la mermelada de frambuesas comprada a escondidas. Ya ves, un ataque empático.

Menos mal que pasaba una modelo para mimarte un poco.

Y pensar que Profundidades está en boxes...

Jose dijo...

Un suiza-habitante hubiese actuado de inmediato con la misma exquisitez que la modelo aragonesa. reconozco una sútil similitud entre ambos pueblos, igual existen paralelos. Algo aragonés-helvetico... algo muy correcto y educado. Mola.

un abrazo desde este pais tan... suizo

Hans dijo...

XURRI, de veras, me encantará que me dés tu opinión acerca de Profundidades. Cuando he dicho que no hay... arrestos :D para recomendarla, se debe a que ... Bueno, es igual: léela, y ya me dirás. En cuanto a lo de ECI estaba ya relativamente lejos, pero en una calle muy concurrida.
JOSÉ, mi tierra está llena de gente amable, eso es cierto, pero no sé yo si la 'educación' (en el sentido de 'Manners') es algo paradigmáticamente aragonés. Lo mismo somos un poco bruscos para eso :D. Francotes, buena gente... pero pelín bruscos, si.

Awake at last dijo...

En el parador de Alcalá se come de maravilla, te recomiendo la costrada,mmmmmm...

Mks.

(Es que llego tarde para reírme de tu aterrizaje, XD)

Sue dijo...

Lo que me parece raro es que nadie se riera, porque partirse cuando alguien rueda por el suelo a tu lado es un instinto casi tan humano como el de supervivencia de quien se cae, que se agarra donde puede. Ignoro su utilidad, si la tiene, pero así es.

Tamaruca dijo...

Yo sí que me habría reído. Mucho. Te habría ayudado pero muerta de risa. Pero claro, yo no soy modelo. Y encima llueve...

;D

moscallon dijo...

Hola, Hans. Te contesto aquí porque no creo que lo que diga tenga interés para nadie del otro blog.

¡No me digas que es la primera vez que escuchas baturro y cabezón! Por tu reacción, lo parece.