25 marzo, 2006

Capilaridades

Pues no, no voy a hablar yo hoy de fenómenos físicos de esos que según parece hacen que la crema contorno de ojos suba del moflete al párpado. Más bien, de conflictos generacionales con el otrora llamado barbero, hoy estilista, siempre peluquero.

Hans es hombre de pelo rizado. Hans tiene, además, la suerte de que de entre los dos vectores genéticos de la familia de su Augusto Padre, le ha tocado la cosa canosidad, en lugar de la cosa alopecia. Hans, hasta ayer por la tarde, había mutado en la versión parcialmente albina del Rey León, y, después de un contundente tratamiento a cargo de Alex, que es el peluquero/estilista de Hans -que dejó el suelo de Chez Alex como Siberia, de tanto blanco, snif- ha adquirido un confortable look parcialmente Loquillo (muy corto por los lados, largo por arriba), que es muy práctico: Hans es nervioso y se mesa los cabellos en momentos de tensión, de manera que cuando lleva el pelo largo puede organizarse unos lios cuasi afro muy poco convenientes para su día-a-día profesional (y aún menos convenientes frente a los espejos de los ascensores institucionales). MBO, al regresar Hans a casa, dijo la frase -ya casi de ritual- que más tranquiliza a Hans: "Cada vez que te cortas el pelo, te quitas diez años de encima". Fantástico. Ya podría irme de tragos con unas 3/4 partes de mis bloggercomentaristas sin sensación de abueliticidad.


En la mañana de hoy hemos enviado a UPMM (recuerden: Unidad Progenie Masculina Mayor, fourteen y.o.) al susodicho estilista a que tratasen de domeñarle las melenas esas que tan a la moda portaba. Vamos, eso de ahí a la izquierda sólo que menos guarro gracias a nuestros esfuerzos permanentes. UPMM, a diferencia de su Señor padre (que coincide que soy yo) es un tipo muy guapo, con una especie de belleza melancólica y una medio sonrisa socarrona que sospecho le renta adecuadamente entre las féminas circundantes. Digo que lo sospecho pues, naturalmente, por su boca no sé nada (lo contrario me sorprendería, la verdad).


Volvía yo de hacer la compra a eso de las once de la mañana cuando me encuentro en la calle, de frente, al joven. Me ve, baja la cabeza, "mumble, mumble, jammempaz", cabreo cósmico. Y es que MBO había llamado (con mi acuerdo evidente) a primera hora a Alex, mientras UPMM iba hacia allá, para indicarle que convendría un segado severo de las greñas ondulantes del adolescente en cuestión, y Alex, buen amigo mío, y tipo con muy buen gusto musical, le ha aplicado un look parcialmente Small Faces (pero muy correcto, nada exagerado ni descontextuado a la altura de 2006, advierto) muy conseguido y conveniente para un hijo de Mod. Naturalmente, conforme ha vuelto a casa se ha metido media hora en el baño hasta que a a base de agua se ha reconvertido. Joder con las puñetas adolescentes.

Era nuestra voluntad, por lo demás, dedicar la mañana de este soleado sábado primero de primavera -qué bien se estaba en la calle en Zaragotham- a buscar vehículo automóvil para la Unidad Familiar Independiente. Es el coche que va a usar básicamente MBO, el vehículo de la familia porque el niño ya tiene su juguete (cito textual a MBO). Vendemos nuestro portaaviones (¿alguien quiere un Alfa 166, la más hermosa de las grandes berlinas, cuidadísimo, full equipe y todas las cosas en buen precio?) y el coche pequeño (ése es fácil de vender, así que no haré propaganda) y estamos a la busca de un apero conveniente.

A diferencia del vendedor de Volvo (que hizo una gestión brillante con MBO el otro día), el de VW hoy se ha comportado de acuerdo con el estereotipo del vendedor de coches. Y mira que, como ya me lo sé, ya entro en las tiendas explicando: Encantado, soy Hans, pero mira, te presento a MBO, que es quien en realidad va a conducirlo y a quien tienes que vendérselo, ¿sabes?. Pero ni por esas. Ya puede empeñarse Zapatero y su reverenda madre: lo del machismo no se resuelve con paridades ni porcentajes. Hay un problema de educación y hasta que eso no se afronte, mal vamos. Así que, de momento, Suecia 1- Alemania 0. Yo, de verdad, no entiendo cómo en esos cursillo de tenderos que les hacen, no les enseñan a enterarse de cómo funciona el mundo de verdad hoy en día. Y estoy hablando de un tipo bastante más joven que yo. Alucinante.

La mañana ha concluido con gozosa cerveza de terracita (qué bien se estaba, poD-Dió) y con un exquisito Marmitako preparado por MBO que, de tan exquisito, y, después de una copita de Calvados, ha propiciado una siesta de casi tres horas. Ahí es nada.

9 comentarios:

Xurri dijo...

Oh, que perfídia la vuestra!
Pobre unidad progenie! mutilada como un Sansón...que premeditación y alevosía...pobre hijo, con lo que se llevan las greñas, lo guapos que se ven ellos con el pelo partido y lacio y lustroso a ambos lados de la cara, ese look ovino a lo Profesor Snape -. Anticipo trauma recordado en forma de anécdota cada navidad para los restos. Yo de vosotros dejaba ya ligado el tema residencia 3ª edad por si las flies, vaya a saliros el chico rencorosillo en un momento de máxima indefensión.

Otro voto para suecia, con aplauso para el vendedor avispado que ha pillado el mensaje evidente.

Hans dijo...

Ya sé yo, juás, que Xurri Vota Volvo, ya.
UPMM es poco rencoroso. Ya nos habla, y todo.

Troy dijo...

(Cara de Homer babeando Mode On)

Marmitako, ggggggggggggggllllllll...

(Cara de Homer babeando Mode Off)

Pepa dijo...

Hans!!!

¡Cuánto tiempo que no te leía!! Lo de siempre, chato, deberías ser el fenómeno MetroDad yankee, al que ya hice alusión.

Qué nos vas a contar de machismo a las españolas?? Menos mal que hemos sido prácticas y somos de los países con mejores ratios de integración laboral... x wuevos!!!

A veces voy a reuniones con clientes europeos y tienen la duda de si eres la azafata/secretaria cuando te ven sirviendo cafés por educación no por obligación... y no te cuento de más malentendidos que con esta edaz (treintaymuchos) te da el ataque de risa, pero con menos, o espabilas o, si eres agradable, date por violada... ja ja ja!!!!

Te digo yo que el siglo XXI nos ha traido a las mujeres lo peor con tanto metrosexual o ubersexual y tanto machista al mismo tiempo...

Dime, hans, por qué crees tú que se comporta en esos extremos el machito ibérico?? ¿No hay hombres sensibles que no sean metrosexuales u hombres osos que no sean machistas??? Será que no saben o que tienen miedo???? Jajajaja!!!! Lo siento, lo siento me levanté bichooooo!!

Spain is different!!!!

Awake at last dijo...

¿Tú estás seguro de que les hacen un cursillo? Porque no tengo yo muy claro que algo, por fácil que sea, pueda calarles más allá de la gomina, :-/

Besos!

sue dijo...

Oh, qué crueldad. MBO-Dalila le ha quitado la fuerza a vuestro hijo. En fin, espero que no pierda la aceptación entre las féminas, el pobre.
Enhorabuena por tu siesta, se ve que tamaño atropello no te quita el sueño. : D

Achab dijo...

Que han hecho muy bien en pelarlo, caramba. Que el metrosexual está muerto y el hombre übersexual se pela a conciencia.

Iván Payá dijo...

Pepa!! Que yo soy oso y (casi casi) nada machista!! Amémonos!!

arbusto el guerrero dijo...

Las canas siempre son mejor que la calvicie, Herr Hans. Además, el pelo blanco connota estatus intelectual.

Quien tenga el pelo blanco, tiene que decir entre imitar a Noam Chomsky o al científico loco que sale en "Regreso al futuro". Visto como van las cosas, quizá sea más edificante el segundo modelo.