11 noviembre, 2007

Majestad: mi aplauso


Ojo: estoy de muy mal humor y esta entrada es MUY políticamente incorrecta. Lo advierto antes de que nadie se enfade.

No soy especialmente monárquico; el mérito de JC consiste en que se las ganó en un momento determinado (quien lo niega es que no tiene ni p*** idea de cómo eran los militares a principio de los 80, y sí: sí que fue importante, mucho más que la suma algebraica de lo que hicieron TODOS los presidentes de las Repúblicas españolas juntos; los últimos, de hecho, sólo la liaron más aún). Sé que es más barato tener a éste que pagar cada cuatro (o cinco, o seis) años un proceso para elegir a un tipo que se dedicará a lo que se dedican todos los políticos en España y será mucho más caro. No creo que haga falta una alta magistratura complementaria diferente de la existente, y, cuando la Monarquía se extinga, optaría por un modelo presidencialista mucho más que por una duplicación (perdón, multiplicación por 19, en lugar de sólo por 18) del gasto público imbécil. Sé que el niño lo va a tener difícil. Me cabrea un ciento pagar las camisas del cocainómano inconveniente ése. Y no parece que Johnnie C. esté en muy buena forma ultimamente.

Sin embargo, ésta vez, sí que sí.

Llevo un rato pensando cómo manifestar en una sola entrada de mi propio blog mi aplauso por la IMPECABLE intervención (hablo en términos estrictamente técnicos, y no es broma) de S. M. el Rey después de las impertinencias del simio ése, de esa cuadra de inútiles. Navego un poco por la güé y veo que está todo lleno de tipos que, sin tener ni p*** idea ni de Derecho Constitucional ni de Derecho Internacional (Relaciones Internacionales), pero, eso sí, muy concienciados, se ponen a decir la tontada ésa de la cuestionable legitimidad de la Monarquía en España. Dios bendito. Se puede ser republicano (cada uno, en democracia, puede cometer los errores ideológicos que más le convenga: puede hasta votarse a Zaplana, no les digo más), pero conviene no perder el sentido de la realidad. Lo cierto es que en España es incompatible la inteligencia y la pertenencia a esa bandería (la que fundamenta su discurso en nada salvo en que Ánsar es un facha, en que a Juan Carlos no se le votó y en que qué buena es la Ley de la Memoria Histórica y qué majico Zapatero, cuánto se acuerda de su abuelo.)

Señores, que ya vale. Si el Mundo fuese un sitio razonable, la CHICS (Chusma Infame del Cono Sur) -señaladamente, Ortega, Chávez, Morales, y su líder indiscutible, Fidel- estarían ya dedicándose al macramé. No deseo su mal ni cosa parecida: sólo (ingenuo de mí) que se aparten de la cosa pública y la pa$ta de origen fiscal, a la que, como buenos comunistas, se engarzan como tenias a los intestinos. Todo pleno de mierda, en definitiva.


  • Ortega, acusado de abusador de niñas, que no tuvo empacho en invocar su inmunidad como diputado del Parlamento (¿WTF?) nicaragüense e incluso la prescripción del delito imputado. Y va y se nos pone purista.


  • Evo, sindicalista, el eterno lloriqueante por el 'rasismo', potenciador del cultivo de coca, el que considera al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, como "compañero revolucionario y hermano" y se va a jugar al pelotón en lugar de acudir a la Inaguración de las sesiones en que se organizó el cisco. Otro que también va fino.


  • Chávez, el peor de todos ellos, porque la naturaleza tardará más en llevársele que a Fidel. En cierta ocasión le definí como combinación de Stalin, Mussolini, y Escrivá de Balaguer. Le temo: tiene, junto con el del jersey, petróleo y la voluntad (y en razón del petroleo, la posibilidad real) de tener un ejército inmenso y muy bien armado. De momento se contenta con tener una especie de SA (Sturmabteilung, la cosa nazi, o sea, no una sociedad anónima) compuesta de tipos más inditos, menos arios y tal, pero igualmente matones, traicioneros, sucios y canallas.


  • En cuanto al propio Fidel no hace falta hablar demasiado. Es mucho más listo que los tres oligos precitados, sin duda, pero ciertamente le queda menos, aunque entre medias las ha organizado de a metro.
La política exterior española ha sido siempre bastante cuestionable, pero desde luego con este ZoPenco incompetente ha alcanzado las más altas cotas de miseria e ineficacia. Cada vez que pienso que el muy imbécil se pega el día perdonando la deuda de cada uno de los estados con gobiernos comunistas de Hispanoamérica se me revuelven las tripas, la verdad. En fin: me alegro mucho de que los pilotos del avión a quienes se ha implicado en un presunto delito de tráfico de niños hayan sido sacados del marrón de Chad (gracias al Sr. Presidente... francés, claro, a pesar de las invectivas de La Fashionaria), y me alegro igualmente de que Juan Carlos se haya ganado las lentejas por dos veces en los últimos días: una, aplicando el correctivo que merece al simio; y dos... ¡caramba! ¡Qué coincidencia! ¡también aplicando un correctivo que merece a otro simio!

19 comentarios:

Quieta, Leona dijo...

Con independencia de que el estallido Real haya sido lo más divertido de la escena política del fin de semana, yo no lo aplaudo. No entiendo para qué sirve la Monarquía, pero en todo caso, a los Reyes les presuponemos guardianes de las formas y de la educación y, francamente, ver a mi Rey utilizando las maneras de cualquier pseudo-periodista de la prensa visceral, no me ha gustado, por más que el capullo caribeño se lo mereciera con creces.
¿No habría conseguido el Rey el mismo efecto simplemente levantándose y largándose?

cocoliso dijo...

Bravo, hermano.

Veo que te has contenido y has sido capaz de hilvanar un artículo que merece mi aplauso, salvo las inevitables (estamos hablando de Hans, no nos olvidemos) desviaciones hacia el coceo. Desde luego, JC estuvo en su sitio: ni Fidel ha llegado a semejantes burradas en el marco de las manifestaciones de paz-y-amor que son los saraos iberoamericanos (recuerda que, como hace poco debatimos, Latinoamérica fue un término inventado por los franceses al hilo de su aventura, más-triunfante-que-todas-las-cosas, mexicana, con aquel secundario de lujo que fue Maximiliano (glups) I.

En cuanto a Ortega, ha aprovechado el party para quitarse la máscara vegetariana (véase el fenomenal, aunque en exceso "neoliberal", más que liberal: véanse el prefijo y las comillas) y demostrar que sigue siendo la misma bestia parda que en su pasada reencarnación. Se merecen, como en otros territorios geográficamente más próximos, que las empresas españolas empaquen y jopen.

Cambiando de tercio, qué jodidamente difícil es dar un jarabe a un bebé de sus mismos edad, peso y tamaño.

Besos.

cocoliso dijo...

Mi comentario anterior había sido escrito cuando todavía no me había peinado las neuronas: adjunto el texto completo del paréntesis del segundo párrafo:

(véase el fenomenal, aunque en exceso "neoliberal", más que liberal: véanse el prefijo y las comillas, El regreso del idiota)

mila dijo...

Yo opino como quieta, leo.
Pero me río mucho leyéndote.

pcbcarp dijo...

90% a favor. Te juro que las respuestas a los comentarios en mi sitio las he escrito antes de venir aquí. Se te ha olvidado decir, sobre la política internacional, lo de que ZP no puede pasar la noche fuera salvo en circunstancias altamente excepcionales porque tiene que acostar a sus hijos. (es como lo del amigo Bleeer cogiéndose la baja de paternidad) Ya se sabe: la así llamada izquierda tiene que dedicarse a la lucha contra la obseidad y el tabaquismo. Saludos solidarios en este mundo infernal.

pcbcarp dijo...

Obesidad, quería decir "obesidad"

marqués de bradomín dijo...

El llamado Cono Sur no lo componen los países que se citan: ni Venezuela, ni por supuesto la centroamericana Nicaragua, ni mucho menos una isla caribeña como Cuba forman parte de este concepto geográfico que usted convierte en un cajon de sastre geopolítico. Ser políticamente incorrecto no implica pasarse por el forro estas cuestiones.

Los comentarios sobre Evo Morales -acaso el primer presidente democrático de Bolivia - me parecen especialmente injustos y burlarse de su acento sencillamente indecente.

Las "reflexiones" sobre la política exterior de Zapatero complementan la alusión a la política exterior blandiblú realizada en otro blog, a la cual ya di respuesta.

arbusto el guerrero dijo...

Siento especial antipatía (o desprecio, mejor) hacia el personaje de Hugo Chávez. Creo que tanto el Rey como ZP hicieron lo que tenían que hacer (ZP un poco blando, como siempre, pero muy correcto mal que le pase a los pitbulls del PP), y espero que esto sirva para romper relaciones con Venezuela (así, rollo maximalista) o al menos enfriar el romance en clave pseudosocialista mantenido durante los últimos tres años (compra de armamento mediante).

En cuanto a Evo Morales, creo que es el más decente (o el menos malo, según se vea) entre Chávez, Ortega y Castro.

iperico dijo...

¿De qué hablarían todos ellos si coincidieran en la residencia de ancianos, jugando al dominó, mientras degustan un carajillo? A veces me da por pensarlo.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Te habrás quedao tranquilo ;)
Ninguno de los figurantes se merece aplausos de nadie, ni más atención aún de la que ya inmerecidamente reciben. Chávez es, en efecto, un personaje repelente difícil de tragar, pero JC me molesta más porque su sueldo sale de nuestros impuestos. En cuanto al altercado en sí, creo que no se trata de lo que se dice sino de quién lo dice y en ese caso los aplausos le vienen a JC por la credibilidad, también inmerecida, que se ha ganado gracias al excelente trabajo de oscurantismo y "limpiabrillaydaesplendor" que llevan realizando los tristes medios de nuestro triste país desde que tengo yo conciencia (por lo menos).
Se me revuelven las tripas cuando leo u oigo cosas como "estoy orgulloso de mi rey".
Muy triste.

Sue dijo...

Mi experiencia en reuniones vespertinas con señores de la edad del rey me hace sospechar que Su Majestad iba tostado cuando soltó el "por qué no te callas". Si no se hubiera bebido un copazo habría hecho, sin duda, lo que apunta QL: retirarse de la sala sin más.

Sr. D dijo...

Debiera haberle hablado de usted. "Vayase usted a tomar por el mismisimo orto, caballero" hubiera quedad más elegante.

Sr. D dijo...

(En todo caso, España es la fu**ing chufla del mundo)

Jose dijo...

Mu buenas señor Hans. He seguido desde la cercana distancia su bló, pa que luego no piense que haya ocurrido lo contrario.
Estoy de acuerdo con Vd sobre el tema de este post; y es que como dije en un post anterioir mio, cuanod uno vive lejos de su pais, se vuelve mucho mas patriota.

Ángel dijo...

Buan día, Don Hans.

Me temo que, por primera vez en mucho tiempo, discrepamos. Como ya se ha dicho por aquí, te levantas, te sacudes la mierda de las solapas y agur. Entrar al trapo de este tipo es ponerse a su nivel, admitirlo como interlocutor válido.

Por otra parte, no comulgo con la monarquía. Podemos hablar de su papel en el pasado y, en el presente, podemos hablar de su testaferro, de su enriquecimiento fulgurante, de las oportunidades que ha tenido para mover ficha, de su relación con los tiranos marroquís (y cómo se lo pagan), de la ex familia real griega... El gasto, efectivamente, se dilapidaría en otros frentes, quién sabe si más honorables, pero habría que dar cuenta de ellos.

Con todo, la pregunta de fondo es ¿quién tiene la culpa de que se hayan multiplicado como gremlins bajo un aguacero los Gobiernos populistas?

Saludos cordiales

Tamaruca dijo...

Pobre ZoPenco... encima que defiende al fascista...

:D

No me hagas caso, era por quitar hierro ;)

cacho de pan dijo...

estimado hans: yo no desperdigaría tan alegremente lo de simio allende las fronteras.
o usted nunca ve la televisión española?

Xurri dijo...

Uff, llevo días leyendo en la penumbra, y no venzo la catatonia que me producen (produjeron en su día) las cosas que sirven de argumento a este post, y las opiniones y chanzas que se derraman en torno.

No me meto, mi opinión es mía y yo me la meriendo, por otra parte no tiene la más mínima relevancia en este caso, pero sí quisiera soltar una reflexión aquí... no creo que los improperios y las malas maneras que se soltaron el otro día sean infrecuentes, y en cualquier caso estoy convencida que no es la primera vez que ocurre algo así. No sé si hay o no para tanto. En cualquier caso, sí creo que es una de las primeras veces que el micro está delante, la cámara en primer plano y los medios prestos a difundirlo a troche y moche.

Se me ocurren diversos motivos para que esto sea así; algunos són más rebuscados que otros y presuponen un grado de elaboración e inteligencia tal vez excesivo en los protagonistas (léase: oportunidad del exabrupto para desacreditar visitas inflamantes de un rey arbitrario, léase oportunidad de la provocación para generar carnaza, pasto del programa matinal de publicidad política que protagoniza el que está a punto de cambiar la constitución de su país para hacer más bananero un gobierno hasta ahora democrático); otros son más chuscos (incremento del ruido político para generar hartazgo electoral entre las clases sensibles, que son moderadas y tendentes a la izquierda). En cualquier caso, me inquieta que la democracia en tiempos de youtube tiene cada vez menos de democracia, y más de inercia, anécdota y manipulación. Son los tiempos del príncipe.

Ángel dijo...

Hans, éntreme al trapo carajo, que para eso escribí el comentario y me interesa su sentido común al respecto. No vaya a ser que el rey se enterara por le prensa, como el otro.