26 noviembre, 2006

Aderezo de falsa promesa

Creo que resulta obvio que el alcohol puede conducir a una vida depravada. Pero sólo a un idiota se le ocurriría culpar de ello al alcohol. A un idiota o a un sociólogo. Claro que a este último si no se le ocurre culpar al alcohol, acabará culpando a la sociedad que, naturalmente, es la coartada última de semejantes chorizos profesionales.

También el ajedrez puede conducir a una vida depravada. Y cualquier ascensorista puede ocultar bajo su uniforme el corazón de un sanguinario escabechador de niños crudos. Y el simpático casquero del mercado de la Prosperidad, que me vende el hígado para mis gatos, puede tener entre las cejas el proyecto de un hachazo en la sesera de su muy santa esposa (...)
El alcohol es tan inocente como el revólver con el que mataron a Lincoln o la espada con la que le rebanaron la cabeza a Holofernes...

Eduardo CHAMORRO, Galería de borrachos

Bueno, pues muy bien. Anoche salimos. Ayer, sábado a la noche, después de un día de turismo por Zaragotham que relataré más adelante, y para compensar una noche de viernes en que TODO (y no el principio de) el Plan fue (snif) un concierto de Les Luthiers y unas tapas en el glorioso El Rincón, salimos. Anoche salimos y bebimos, para ser más precisos. Siete elementos (tres matrimonios y el cincuenta por ciento femenino y free of children de otro) quedamos en las Bodegas Almau donde nos ventilamos una botella de Fagus (pueden Vdes. catar el 2001, que no es mala cosa, si bien no vale lo que cuesta. El estacazo que se van a pegar las bodegas de las DD.OO. emergentes va a ser notable si siguen pretendiendo prestigiar sus caldos selectos, sus 'Alta Expresión' a base de incrementar estratosféricamente su precio. ¿Es sensato pagar un Toro cualquiera a precio de Reserva Especial de Vega Sicilia, por más que el propietario de la bodega salga en el papel couché?); pasamos al siguiente, el siempre amable Vinos Nicolás, donde nos pimplamos tres botellas de Borsao. Aderezamos la cosa, bien es cierto, con una que otra tablita de ibéricos, quesos y algunas fritangas tabernarias, pero tales excesos de devoción por el Campo de Borja sólo condujeron a la ingesta, en un local antaño joyería, hoy garito (notable mutación) de un número que no puedo recordar de Gin Tonics de Schweppes y Bombay normal con su limoncito-limoncito en copa de borgoña.

Vamos, que esta mañana me he levantado con un clavo considerable.

El concierto de Les Luthiers fue absolutamente glorioso. Salvo el último tema, en clave de rap (curioso, pensé que estos señores se iban a descoyuntar con tanto movimiento) lo demás era conocido (el espectáculo es un refrito, como ellos mismos dicen) y nos lo pasamos muy bien. Yo ya les había visto en directo, pero no me canso nunca de hacerlo. La única tristeza, como digo, es que regresamos a casa prontísimo. Como compensación, el paseo de regreso, descapotado a través de una noche insultántemente cálida para estar a veintitantos de noviembre, con fondo musical de Circodelia, esa banda cuyos textos me hacen pensar en mis lectores blogger de entre veintiocho y treinta y tres (hacen apología de un tipo de juerga que yo no llegué a conocer, y tienen unos textos muy inspirados).

Estos días está viviendo en casa un primo hermano de MBO por motivos laborales, y habíamos concluido que era buena cosa, la mañana del sábado, dar un garbeo turístico junto con la progenie por Zaragotham para que el joven primo fuese ubicándose (creo que va a vivir en la Inmortal Ciudad por una buena temporada). Anduvimos por aquí y por allá, nos adherimos a una visita insérsica de la Seo (la segunda Catedral de Zaragoza, que es en realidad un par de millones de veces más hermosa que la del Pilar) , visitamos el casi recién abierto Palacio en que se ubica la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza (precioso), subimos al Torreón de la Zuda, echamos un ojo a las Murallas Romanas y nos asomamos al Mercado Central, un edificio realizado a finales del XIX en el estilo de la primera arquitectura del hierro... Vamos, hicimos ese paseo que uno nunca hace por su ciudad salvo si vienen visitas. Comimos en la Creperie Flor, que es el sitio al que llevé a MBO la primera vez que vino a Zaragotham, todavía en status 'Friend' (al menos desde su punto de vista: desde el mio hacía meses que había devenido la mujer de mi vida para siempre jamás) y al que seguimos yendo mano a mano o en compañía de la progenie, pues a todos satisface grandemente. La tarde fue de sesteo contundente, nos fuimos a dar un paseo los dos y finalmente llegó la hora de salir.

No deja de ser curioso que, a pesar de que llovía, de que nos apetecía cero salir, de que en realidad íbamos porque hacía tiempo que no veíamos a algunos de los convocados, la cosa se lió. Y acabamos regresando al hogar a las 04.00 AM o así.

Y claro, el despegar de mis ojos hinchados ha sido acompañado del musitar de la promesa más incumplida de la Historia (no-vuelvo-a-beber) y de la loa a ese gran hombre, ese científico de mente privilegiada, ese inmejorable químico, ese benefactor de la Humanidad: el creador del Alka-Seltzer.

Besos a todas y abrazos a todos, y que la semana que empieza os sea favorable. Yo voy a estar de maniobras de aquí p'allá (joder), pero no dejaré de asomarme por estas dependencias (y por las vuestras).

10 comentarios:

Awake at last dijo...

Señal de que aún estáis para esos trotes, XD

Muuuaks.

mila dijo...

Pues desde el conocimiento que da un tipo de juerga que tú no llegaste a conocer, te recomiendo otro noble y desconocido invento de la humanidad: el Resalim: cápsulas naturales a base de alcachofa que suponen un chute de B-15 preventivo. Te tomas una con la primera copita de Fagus y al día siguiente no te diré que como nuevo, pero al menos no tienes a King Africa metido en tu hemisferio derecho.
Apunto el tour zaragozano para la próxima vez que visite la noble ciudad. Me interesa soberanamente el recorrido gastronómico.

Nuria y Jose dijo...

Ya quisieramos nosotros poder llevar el ritmo vuestro... ignoro si es por falta de costumbre o por perdida de interes en la flora y fauna nocturna.
Muy romantico lo de la Creperie - nosotros las hacíamos en casa (qué buena la de azúcar con limon exprimido, très français, je sais)...

lieber gruss aus dem noch sonnigen Valencia.

Achab dijo...

Ganas de darle al morapio me han entrado por Dios.

Sr. D dijo...

Mi edad no perdona, lamentablemente. El pasado sábado fue también noche de salida en la casa de la Bella C., y sus padres se lanaron a la calle con la moderación de un integrante del Tercio Viejo de Flandes que ha odio eso de "¡Sin cuartel!". Los estragos en domingo por la mañana eran visibles, máxime contando con un despertador de tres años y pila inagotable que empezó a sonar a las 7.30 am.

Sobre los vinos de alta expresión, ayer estuve en una cata de una bodega riojanoalavesa. Hablamos de las pequeñas producciones, del marketing del vino, de los tapones de corcho, de los vinos sudafricanos...y de los vinos de autor. Coincido con usted, Hans, que son flor de un dia: meras curiosidades que se pagan a precio de clásicos inapelables.

Quic dijo...

El bis del rap de Les Luthiers es cojonudo. Una crítica a todos los viejunos de su generación en toda regla.

ATT dijo...

¿Y yo que no lo recuerdo? El rap, digo. Esta memoria de pez me va a matar.

pcbcarp dijo...

¿Qué sería de la vida inteligente sobre la Tierra si no existiera el Alka Seltzer? También me apunto los datos para cuando vuelva a desembarcar del Ave.

sue dijo...

"Inmejorable químico", me parto. Ay, Hans, qué malo es salir. Yo, que acabo de regresar de mi retiro espiritual, me he dado cuenta. Pero poco me ha durado el espíritu sano y zen y ya estoy suspirando por una copa en la mano y un cigarrillo en la otra mientras hablo a gritos en un antro de mala muerte. Va a ser verdad que esto crea adicción.

Hans dijo...

AWAKE, no quiero entrever menciones sobre cronología, grrrr ;-D
MILA, tomo nota: eso es nuevo para mí. Muy buena la referencia a KingAfrica intracraneal.
NyJ, pues se supone que Valencia es ciudad de muchísimo barro (zitrone-und-zucker es una gran combinaçao ;-D)
ACHAB, pues no se prive.
Mr.D., ese tipo de despertadores son muy incompatibles con las labores juerguísticas, sin duda. En fin, que coincidamos no es en absoluto extraño: somos gentes de bien.
QUIC, te digo lo que a Awake
ATT, a mi también me pasa.
PCBCARP, si te refieres a desembarcar del AVE en Zaragtham, cuento con que me llamarás para que hagamos alguna gestión enogastronómica a la altura.
SUE, sin duda: crea adicción.